Desde pequeña me apasiona descubrir e inventar, sobre todo lo relacionado con el cuerpo humano. Me encantaba (y sigue encantándome) ver documentales científicos. Quizá por eso, y porque siempre he sido de ciencias, empecé a estudiar medicina. A pesar de que no lo pasaba muy bien viendo sufrir a los pacientes, llegué hasta 4º. Una de mis últimas asignaturas fue Nutrición (aunque aún no sabía que mi futuro profesional sería ése). Terminé licenciándome en Bioquímica, para dedicarme a investigar, que es lo que llevo haciendo desde hace más de 10 años. Durante el segundo ciclo cursé todas las asignaturas que había relacionadas con la nutrición (algo en mi interior ya me decía que la nutrición y yo teníamos un vínculo…). Así que mientras realizaba la tesis doctoral cometí la locura-“elmejorpasodemivida”- de matricularme en la Diplomatura de Nutrición Humana y Dietética. Estudiar una carrera a la par que preparas una tesis es mucho más que una locura. Pero mereció la pena. Conseguir los objetivos que te propones con tu esfuerzo y tesón es una de las mejores satisfacciones que se pueden sentir.

La Taca

Pues eso, soy Doctora en Bioquímica y Diplomada en Nutrición Humana y Dietética; con miles de horas de cursos de formación a mis espaldas, un Máster y varios Cursos de Experta Universitaria. Ahora, con todos esos títulos que a muchos les encanta colgar en la pared de su consulta, puedo decir que me dedico a lo que realmente me gusta y me llena profesionalmente: investigar, enseñar y aprender.

En una profesión como la mía (o las mías), hay que estar siempre reciclándose y aprendiendo. No sólo para ser una buena profesional sino para ser una persona de calidad. Investigar es aprender para enseñar. Si no aprendemos, no enseñamos, e incluso cuando enseñamos estamos aprendiendo. Todo es parte de todo, y eso es lo bonito de esta historia.

Actualmente trabajo como investigadora y docente en el Área de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla; colaboro con diversas revistas en la publicación de artículos de divulgación sobre nutrición, alimentación y salud; con la Escuela de Padres con Talento; con la Fundación Universitaria Iberoamericana, elaborando material didáctico; con aulas de mayores impartiendo charlas de nutrición; y con asociaciones y residencias escolares realizando talleres de nutrición con niños.

Sin embargo, siempre he sido culo de mal asiento (y eso de hacer la tesis y estudiar una carrera a la vez debió sentar precedentes), así que recientemente he creado Norte Salud Nutrición, empresa dedicada a la educación nutricional, la psiconutrición y el asesoramiento, con el único objetivo de fomentar hábitos saludables e intentar ayudar (modestamente) a aquéllos que lo necesitan en el campo de la nutrición, la alimentación y la salud.

la-taca

Ser emprendedora no es fácil. Al principio no hay contactos, ni dinero, ni infraestructuras, no sabes por dónde empezar… Pero hay algo que un emprendedor sí tiene: ideas, ganas, pasión, valor, capacidad de trabajo, ilusión y compromiso. Esas cosas son las que hacen que las empresas funcionen. Yo siempre digo que la diferencia entre el que emprende y el que no, es la ACCIÓN. Todos tenemos ideas, algunos incluso ideas brillantes, pero sólo el emprendedor es capaz de dar el paso para llevarlas a cabo. El camino estará lleno de contratiempos, de imprevistos, y será un camino largo, pero no por ello hay que negarse a vivir la aventura. Intentarlo merece la pena.

ha-nacido-mediterranea_2

Así que hoy se inaugura nuestra nueva web y con ella este Blog: La Taca. Pero, ¿por qué La Taca?, ¿qué es La Taca?. Cuando era pequeña, pasaba las vacaciones en el pueblo de mi madre, Almadén, en la provincia de Ciudad Real. Mi abuela, de la que ya no puedo disfrutar en vida pero que me ha dado mucho más de lo que ella (y yo) imaginamos, solía hacer conservas caseras que repartía entre la familia y que duraban todo el año. Todos aquellos botes de pisto o tomates se guardaban en lo que ella llamaba La Taca y que no era más que una despensa donde se permitía sitio para otras cosas que no eran exclusivamente comida. Me hace mucha ilusión hacerle este pequeño homenaje a una gran mujer.

Espero que en este blog, que no es más que una pequeña parcela de esta aventura en la que me sumerjo, y que tan sólo pretende acercarte (siempre desde la evidencia científica) al apasionante mundo de la nutrición y la alimentación saludable, encuentres un espacio de ocio, aprendizaje e ilusión.

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Required fields are marked *

*