Mañana es el gran día, un día esperado por muchos. Cuánto tiempo llevamos pensando en qué número comprar para este año: la fecha de nacimiento de nuestro nieto, la de nuestra boda o la de la entrada en prisión de Isabel Pantoja. Cualquier excusa es válida para creer en el azar. Y desde que tenemos en nuestro poder ese número mágico que nos va a llevar a mejor vida, no dejamos de pensar en qué nos vamos a gastar el dinero. Aunque no sea tema de este post, me voy a permitir dar mi opinión sobre el anuncio de este año de Loterías y Apuestas del Estado. Me parece genial abogar por la solidaridad y por el concepto de compartir, pero jugar con los sentimientos de envidia (“¿y si les toca a ellos y a mí no?”) de la gente que lo está pasando mal, no me parece muy ético, ni mucho menos solidario. Dicho esto, volvamos al tema que nos ocupa. La Lotería de Navidad provoca un desembolso económico que en algunos casos roza la locura. Si la media española de gasto en esta lotería está entre los 45 y los 53 euros (en función de si se es mujer u hombre, respectivamente), significa que mucha gente se está gastando más de 100 euros en décimos y/o participaciones por si acaso nos toca. Eso sin contar el resto de dinero que se gasta a lo largo del año en otros sorteos.

Post14_Cerdito hucha

Si supiéramos la probabilidad real que hay de que nos toque, quizá nos lo pensaríamos un poco más.  Según Miguel Córdoba Bueno, profesor de matemática aplicada de la Universidad CEU San Pablo, sólo hay un 5% de probabilidad de que toque algo en la lotería de Navidad (un 9% de que sea el reintegro), y un 86% de posibilidades de que no toque nada. Además, la probabilidad de que toque el gordo es de 0.00001 % (1 entre 100.000)!! Y a esto hay que añadir que a cualquier premio de más de 2.500 € hay que descontarle un 20% que se queda Hacienda (sí, Hacienda somos todos). Y mi pregunta es la siguiente: ¿invertimos de forma proporcional a los beneficios que podemos obtener?

Post14_Forges

La respuesta es NO, tanto en el caso de la lotería como en el de la salud. Evidentemente, cuantos más números compremos, más posibilidades de que toque tenemos. Pero no deja de ser una cuestión de azar y de suerte. No hay nada que esté en nuestra mano que determine que, comprando un número u otro, nos pueda tocar más o menos (o algo). Sin embargo, con la salud no es exactamente así. Sí, claro, cuanto más invirtamos en salud, más probabilidades de estar sanos tendremos (aquí también hay un factor de azar, pero ínfimamente más pequeño). La principal diferencia con la lotería radica que sí está en nuestra mano tener más papeletas para que nos toque el gordo, hay que saber elegir bien los números. Por ejemplo, entre los buenos números con gran probabilidad de llevarse el gordo saludable están la alimentación, la salud emocional y la actividad física. Te puedo asegurar, querido lector, que teniendo estas papeletas, la probabilidad de que toque el gordo no es del 0.00001 sino del 90 %. La genética (que en este caso, sería el azar) ocupa tan sólo el 5-10% de las causas de la mayoría de enfermedades crónicas mientras que los factores ambientales (entre los que están los nombrados anteriormente) son responsables del 90 %. ¿Quiere decir esto si inviertes en salud tienes muchas más probabilidades de ganar? Indiscutiblemente SÍ. Me llama mucho la atención que haya personas que sean capaces de gastarse cientos de euros en lotería y luego consideren innecesario (o muy caro) acudir a un profesional sanitario que, sin lugar a dudas, va a ayudarte a mejorar tu estado de salud. Creo que debemos replantearnos nuestros principios y prioridades. En esta sociedad se está perdiendo un poco el norte de lo importante.

La salud no es una lotería, es una responsabilidad que debemos asumir. Si invertimos en salud, invertimos en bienestar (y con premio seguro, porque al menos tendrás el reintegro).

Así que sólo me queda desearos…

Post14_FelizNavidad 

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Required fields are marked *