Publicado el

Olé mi madre, #mummycoolday

día de la madre

El pasado domingo fue el día de la madre (otro día inventado para fomentar el consumismo, pero que a las mamis nos encanta cuando nuestros peques nos traen esa manualidad hecha en el cole). En esta ocasión, el centro comercial Nervión Plaza de Sevilla lo conmemoró con actividades durante todo el fin de semana en el evento “Olé mi madre”, organizado por Studio78andCo, y en el que participamos. A pesar de coincidir con otra actividad futbolística, catalogada de alto riesgo (Real Madrid vs Sevilla), y no sólo en fecha sino también físicamente (ambos recintos están al lado), el evento “Olé mi madre” se desarrolló con éxito.

Norte Salud en “Olé mi madre”

Post25_Equipo

El equipo de Norte Salud participó con tres charlas y un taller de snacks saludables. En primer lugar, Cristina Andrades, nuestra psicóloga, atrajo a las preocupadas madres de adolescentes (la verdad es que en proporción había muchos menos hombres) para hablarles sobre cómo detectar posibles trastornos de la conducta alimentaria; qué signos y señales de alarma se pueden identificar, y algunos consejos o trucos para evitar que puedan desarrollarse estos trastornos en el futuro.

Post25_Cristina

A continuación, Luis Berlanga, nuestro entrenador físico, hizo hincapié en la importancia de incorporar la actividad física en la rutina diaria, no sólo para los adultos sino también para los más pequeños de la casa, de forma que nuestros hijos crezcan en un ambiente saludable, destacando el valor de realizar actividades en familia y de transmitir que el ejercicio físico es mucho más que hacer deporte y puede ser algo lúdico y divertido. Luis, además, ofreció algunas pinceladas de qué tipo de actividades podemos realizar con nuestros hijos. Hay que recordar que, al igual que vamos al médico cuando nos duele algo, debemos acudir al profesional adecuado para que nos prescriba el tipo, cantidad y frecuencia de actividad física que se adapte a nuestras necesidades, circunstancias y características personales, y de esa forma evitaremos posibles lesiones o problemas futuros.

actividad física salud

5 claves para que tus hijos crezcan bien y sanos

Como colofón a la parte de las charlas, yo cerré las intervenciones hablando, más que de hábitos saludables, de claves para educar a nuestros hijos en una alimentación adecuada. Bajo mi punto de vista, con 5 claves fundamentales se puede conseguir, y siempre con el lema de “No educar, sino dar ejemplo”. El ejemplo es la mejor de las bazas que tenemos para fomentar hábitos en nuestros hijos (y esto es escalable a todos los niveles, también en política…).

                                    nutrición educación niños madres nutrición alimentación hijos educación

Es alentador (señal de que los dietistas-nutricionistas tenemos mucho trabajo por delante) y frustrante al mismo tiempo ver cuántos mitos circulan aún por las calles y confirmar cómo los mensajes de la industria alimentaria siguen calando en la sociedad con más fuerza que los de los profesionales sanitarios (aunque algunos de estos profesionales dejan mucho que desear, lamentablemente, sobre todo en lo que a nutrición infantil se refiere). Recuerdo que una de las madres que asistieron, estaba convencidísima, como tantas otras, que si su hijo no desayunaba su rendimiento iba a ser menor y poco más que sería un zoquete. ¿Cuándo nos daremos cuenta de que el invento del desayuno es de la industria de los cereales de desayuno??? No hay estudios que demuestren que por desayunar se tiene mayor coeficiente intelectual o mejoran el rendimiento escolar. Lo que se sabe es que, casualmente, los niños con mayor coeficiente mental suelen desayunar, pero no se ha demostrado que la inteligencia sea una consecuencia del desayuno (que por otra parte, debe constar, por supuesto, de leche, fruta y cereales…. era irónico, para el que no lo haya pillado).

Un showcooking de snacks saludables

Para terminar nuestra intervención, realizamos un showcooking de snacks saludables para niños. El sondeo de desayunos y meriendas que los padres preparan a sus hijos fue realmente escandaloso, y tristemente esperado. Así que planteamos diversas opciones, divertidas, fáciles, diferentes y saludables. Entre ellas, unos molinillos de hojaldre con manzana, unos bocadillos de atún y maíz en forma de estrella, otros bocadillos de queso, tomate y rúcula, batido natural de leche y fresas y una bebida isotónica (estilo acuarius) casera, hecha con zanahoria, naranja, limón y agua. El snack estrella se lo llevaron las brochetas de frutas. Habíamos llevado gran variedad de frutas, que preparamos para poder darle forma con moldes. En menos de dos minutos, los niños, que se agolpaban junto a la mesa para prepararse la suya, se hacían un tentempié delicioso y saludable (no se tarda menos en preparar un sándwich de nocilla…). A todo esto, la mesa estaba tan bonita, que durante las charlas, varios niños se acercaron a pedir fruta. El hijo menor de mi amiga se comió 3 o 4 fresas de motu propio, después de que su madre me había dicho que estaba muy preocupada por su hijo porque el pediatra le había dicho que estaba en el percentil 2, que no comía nada (o comía “fatal”) y no sabía qué hacer. ¿En serio? ¿Hablamos del mismo niño? Ése que no ha parado de correr en toda la mañana, que ha pedido fruta y que me lo encuentro tal que así?:

simon fruta educación nutrición

¡¡Malditos pediatras!!!

Es evidente, y lo sé por experiencia profesional y personal, que si los niños ven fruta y se la mostramos como algo natural o normal (no acercándonos y diciéndoles lo rica que está la manzana que me estoy comiendo) la probabilidad de que quieran es muy alta. Y a la vista de los resultados me remito. Termino con la frase que dije al principio: “No te preocupes demasiado por educar a tus hijos, simplemente da (buen) ejemplo y disfruta”.

frutas niños snacks saludablesniños comida nutrición fruta saludmadres nutrición alimentación hijos educación

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Si te ha gustado este artículo, te puede interesar:
¿Qué pasa cuando hablamos de Obesidad?
Como no comas, no hay parque
Cuando el alimento se convierte en…
Si traían un pan bajo el brazo, hazles un bocadillo
Cuando la hora de la cena es una fiesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *