Publicado el

¿Por qué se lo das?

Somos muchos/as los/as nutricionistas que informamos a diario del consumo de productos procesados y de las consecuencias que conlleva, de cómo estos productos forman parte de nuestra despensa de forma habitual y de cómo están tan implantados en la sociedad que vemos normal si pedimos un vaso de leche con “cacao azucarado” venga acompañado de un sobre de azúcar y no nos alarme. Igual que “pan con pan, comida de…, “azúcar con azúcar comida de…”. Pero no es éste el tema principal del que quiero hablar hoy.

Me preocupa saber por qué consumes, o mejor dicho, por qué le das a tus hijos algunos productos sólo por el hecho de que sean comestibles. Me preocupa saberlo, como profesional, para tratar de identificar qué estamos haciendo mal y para ver cómo trabajar con ello.

Atendiendo a este producto en concreto, te pregunto ¿por qué se lo das a tus hijos?:

  • Por costumbre o tradición
  • Por los minerales y vitaminas que crees que contiene
  • Por no escucharlo/a protestar
  • Por los regalos que suelen traer
  • Porque no sabías que llevaba tanta azúcar
  • Porque “por un día no pasa nada”
  • Por la publicidad, que la encuentras por todos lados
  • Porque es difícil ir al supermercado y no caer en la tentación a pesar de saber que no lo necesitan
  • Porque consideras que va a mejorar el rendimiento escolar
  • Para dar una dosis mayor de energía
  • ..

Me gustaría que me dijeras los motivos por los que se los das. Tal vez sabiendo tu opinión sea más fácil entenderlo. Por ello, te animo a que pongas tu respuesta en los comentarios, quizá entre todos podamos mejorar las elecciones alimentarias que hacemos, principalmente con los niños.

Gracias!

12 comentarios en “¿Por qué se lo das?

  1. Yo nunca se lo he dado a mi hija por cosas del destino, pero puedo contar mi experiencia por si surve de algo: mi madre me lo daba desde siempre, me encantaba y según iba creciendo me gustaba más. Ahora supongo que estaba enganchada porque he estado tomándolo 40 años. Incluso viajaba con mi bote allá donde iba, por si no había. Pero algo ocurrió hace tres años: a mi hija le diagnosticaron Intolerancia Hereditaria a la Fructosa (fructosemia) y me puse al día de todos los alimentos que no puede tomar. Ella tenía 5 años entonces y jamás consintió probar mi desayuno favorito. Era olerlo y echar a correr. Mi madre se sorprendía muchísimo claro, no se explicaba que a su nieta no le entusiasmara tanto como a mí. El cado es que dejé de tomarlo ipso facto. Si mi hija puede vivir sin azúcar yo también. Y respecto a la pregunta, mi madre me lo daba porque me gustaba. Pero si hubiera sabido la cantidad de azúcar que contiene no lo hubiera hecho.

  2. Por costumbre, siempre ha sido la opción conocida (junto al café con leche) y una vez empece a dárselo veo difícil quitarlo o sustituirlo, a pesar de que me entere tarde de la cantidad de azúcar que llevaba, se que lo hago mal dándoselo, pero aún no he encontrado la alternativa (fácil) 🙁

  3. En mi caso , porque en los supermercados a los que suelo ir no existe otra alternativa…
    Y la verdad me gustaría saber cuál es el cacao ideal,tanto para niños como para adultos. Y sobretodo facilidad a la hora de comprarlo.

    1. Por costumbre,yo lo tomo desde pequeña. Intento que se pongan poco

  4. Yo se lo doy realmente porque al principio tenía miedo a que si no le ponía algo con sabor a la leche me la iba a rechazar o no le iba a gustar …tambien por desinformación, no sabia que existen otros alimentos (solidos) que pueden sustituir las propiedades de la leche

  5. Que otra cosa apetecible para ellos hay???? La verdaz que he reducido la cantidad a una miseria… Pero sigo dandole… Xq no se que darle

  6. Nosotros no se lo damos y hemos eliminado el azúcar de nuestra dieta casi al 100% (aún echamos una pizca en el café). Pero yo sí lo he tomado hasta los 25 años. Supongo que nos lo darían porque creían que era bueno, que necesitábamos energía y, ppr entonces, no se sabía que tuviera tanto azúcar ni que el azúcar fuera tan malo. Dejé de tomarlo porque me fui a vivir al extranjero y no encontraba la marca que me gustaba. Y ya nunca más lo volví a tomar

  7. Lo toman como algo “rutinario”, pero siempre se los sirvo yo y es una cucharadita de café. Últimamente mi hijo lo toma según le de. Hay días que toma le leche sola. Yo lo tomo light( se q tampoco sirve), pero es como el ritual de la noche. De niña tomaba el instantáneo , pero no lo recuerdo tomarlo como algo continuo. Otras veces café con leche

  8. Por suerte mi hijo no me lo pide y yo lo dejé de comprar, después de saber todo el azúcar que lleva. Lo hemos cambiado por zumo de naranja natural sin añadir azúcar o por vaso de leche con una cucharadita de miel. A veces sólo bebe agua con su desayuno!! 😳

    1. Que hay en el mercado tipo este producto…en sano?
      No hay

  9. En casa el adicto a este producto soy yo (37 años…), y tomo unas 6 cucharadas cargaditas al dia. No se porque lo hago, pero solo de pensar en ello ya empiezo a salibar. Tengo suerte que también soy adicto al deporte.

  10. En día hay un cacao 0% con 7gr de hidratos de carbono por 100mg. Creo que es una buena opción para los que no puedan prescindir del cacao en la leche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *