La tarea de divulgación no es sencilla y no basta con tener ciertos conocimientos o, a veces titulaciones. Divulgar proviene del latín y significa “publicar, extender o poner algo al alcance del público”. En este sentido, podríamos pensar que la divulgación correspondería a los periodistas o comunicadores. Sin embargo, cuando se pretende divulgar ciencia (entre la que se encuentra la nutrición), se necesitan mucho más que capacidades comunicadoras. El sentido crítico, la habilidad de transmitir algo complejo en un lenguaje adecuado para el público al que va dirigido y las cualidades investigadoras son claves para ser un@ buen@ divulgador@.

Norte Salud participa en el congreso FEDN

La semana pasada tuvimos la suerte de asistir y participar en el VI Congreso de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN) en Valencia bajo el (acertado) lema: “El dietista-nutricionista, la mejor inversión en salud”. Nos congregamos cientos de dietistas-nutricionistas, investigadores y profesionales dedicados, de una u otra forma, al ámbito de la nutrición, la alimentación y la salud. En este tipo de eventos se tiene la suerte de coincidir con grandes expertos en materias específicas, lo que nos permite no sólo estar actualizados sino interactuar con otros profesionales, intercambiar opiniones y, lo mejor, debatir. Hay que decir que el programa era bastante completo; de hecho en algunos casos hubo que correr de una sala a otra porque había ponencias muy interesantes al mismo tiempo (uno de los inconvenientes de querer traer a demasiada gente). Para que os hagáis una idea, contamos con personalidades más conocidas en el área de la divulgación como Juan Revenga, Julio Basulto, José Miguel Mulet o Aitor Sánchez, todos ellos con blog propio. Pero también participaron profesionales de gran relevancia, menos conocidos entre la población general pero con un bagaje profesional de peso, entre los que podemos destacar a: Marta Garaulet, investigadora centrada en la cronobiología y la obesidad; Jesús Sanchís, doctorando en microbioma intestinal, dieta y obesidad; J.Alfredo Martínez, experto en nutrigenómica de la obesidad; Serafín Murillo, coordinador del Grupo de Trabajo sobre Estilos de Vida de la Sociedad Española de Diabetes (SED); Jaume Jiménez, experto en nutrición deportiva y coaching nutricional; Virginia Gómez, miembro del grupo Dietética Sin Patrocinadores; Patricia Bretó, profesional de la educación alimentaria; o el chef Jorge de Andrés. Gracias a todos ellos y a los numerosos asistentes al congreso, que no faltaron ni siquiera a la primera ponencia post-cena de gala, se creó un ambiente distendido, de debate y lleno de conocimiento.

n este o cualquier tipo de evento científico es crucial saber transmitir lo que uno quiere decir al público al que se dirige, es decir, es fundamental saber divulgar. ¿Y qué se debe hacer para divulgar en nutrición? ¿Sabemos hacerlo? ¿Somos los dietistas-nutricionistas los únicos que debemos divulgar en nutrición? Muchas preguntas que no tienen una respuesta correcta, sino distintas opiniones. Así que yo lanzo la mía y cada cual que aporte su granito de arena, si lo desea. Lo más importante para divulgar en nutrición (y en cualquier otro campo) son dos cosas: la primera, saber llegar a la gente en un lenguaje adecuado. Muchas veces nos perdemos en tecnicismos para demostrar lo que sabemos, cuando lo fundamental es saber transformar el conocimiento en un mensaje sencillo y comprensible, que deje ideas claras en quien nos lee o escucha. La segunda es tener rigor científico que fundamente el mensaje que estamos transmitiendo (aunque no mencionemos todas nuestras fuentes ni utilicemos palabras técnicas). Ambos aspectos son prácticamente inseparables y deben ir siempre unidos de la mano. A algunas personas se les da mucho mejor que a otras, pero todo es practicar… nadie nace sabiendo!
Respecto a los dietistas-nutricionistas, no creo que tengamos el dominio absoluto de todo lo que lleve las palabras nutrición, alimentación o dietética. Todo lo contrario. La nutrición es una ciencia relativamente nueva (a pesar de existir desde siempre), y los dietistas-nutricionistas somos más nuevos si cabe. Esto significa que antes de que existiera nuestra profesión como tal, otros profesionales ya se dedicaban a ella. Por lo tanto, es una ciencia multidisciplinar, realizada también por bioquímicos, biólogos, médicos, genetistas, etc. No debemos confundir divulgar con ejercer: un bioquímico no está titulado para pautar dietas, pero puede perfectamente divulgar siempre que tenga los conocimientos necesarios y lo haga bajo la premisa del rigor, ¿o es que sólo los futbolistas pueden hablar de fútbol? Ahora sí, lo que no deberíamos permitir es la divulgación pseudocientífica, es decir toda la que lanza mensajes erróneos con absoluta falta de fundamento científico, independientemente de la titulación que tenga el divulgador, si es que la tiene (esto no sólo lo realizan personas sin titulación sino también profesionales titulados, entre ellos algunos dietistas-nutricionistas). Una de las obligaciones de los que nos dedicamos a la divulgación es acabar con la desinformación con el único objetivo de proteger la salud de la población. En lo que respecta a la divulgación, es más importante el contenido (os recuerdo, que sea entendible y tenga rigor científico) que el continente (entre los que se encuentran el divulgador y las florituras que ponga en su acto de divulgar).

Trabajemos todos a una y conseguiremos antes nuestro objetivo: acercar los conocimientos científicos a la población para mejorar su salud. Y como dice Aitor Sánchez

Divulgad como más os guste

 ¿Qué opinas tú?

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Si quieres recibir más noticias de actualidad en nutrición, puedes suscribirte a nuestro blog y seguirnos en twitter: @NorteSalud

Comparte esta entrada

6 thoughts on “¿Sabemos divulgar en nutrición?

  1. ¿A qué tipo de desinformaciones te refieres? Serías tan amable de poner algún ejemplo?
    Buscaré si se grabaron las conferencias, porque los que no pudimos asistir presencialmente ni correr por los pasillos, nos encantará poder escuchar todo lo interesante que allí se dijo 🙂
    Gracias por tu post!

    1. Hola Laura,
      Cuando hablo de desinformación me refiero a todos los mensajes que se lanzan que no son ciertos y no están fundamentados científicamente, que lo único que consiguen es confundir a la población y, como digo, desinformarles. Por ejemplo, decir que determinados alimentos o téncicas pseudocientíficas curan el cáncer.
      Tengo constancia de que las ponencias del congreso se grabaron, aunque no sé cuándo ni dónde se publicarán. Si tienes oportunidad, te animo a que las veas porque realmente hubo charlas muy interesantes.
      Gracias a ti 😉

      1. Hola de nuevo
        Si averiguas dónde y cuándo se publican esas conferencias, te agradecería que nos lo hicieras saber por aquí… 🙂

        ¿Cuáles serían según tú las claves de una buena alimentación? (A grandes rasgos, claro..). ¿Hay mitos que desmitificar? Y novedades científicas que revoquen ciertas creencias sobre las que hemos asentado nuestra forma de alimentarnos? O no ha habido cambios reveladores que nos hagan plantearnos nada? ¿Hay algún estudio cuyo contenido destacarías y cuya lectura recomendases? Muchas preguntas… 🙂
        Respecto a la divulgación también me pregunto por el papel de los medios de comunicación, la publicidad y todos los intereses sobre los que sostienen… ¿Qué opináis?

        Gracias!

        1. Hola Laura,
          El acceso a las conferencias ya está disponible a través de la web del congreso de la FEDN (http://www.congresofedn.com/index.php?go=acceso-ponencias), aunque el acceso está restringido a los inscritos en el congreso.
          Respecto al resto de preguntas, como bien dices, demasiadas preguntas (y complejas, se podríasn escribir varios posts con cada una de ellas…). Por supuesto que hay mitos que desmitificar, lamentablemente demasiados, donde el papel de la publicidad, los medios de comunicación e intereses políticos y empresariales es crucial, por desgracia. Por otro lado, hay muchos avances en el conocimiento científico en el campo de la nutrición aunque también he de decir que existen diversas corrientes diferentes, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Para mí, lo fundamental es aplicar el sentido común, esa es la clave (grosso modo) de una buena alimentación y de una buena salud.
          Sobre lecturas recomendadas te enlazo a este artículo que escribí en la Revista El Giraldillo http://issuu.com/elgiraldillocultural/docs/10octubre/97?e=6868920%2F9526765.

          Saludos,
          Griselda

  2. Hola, yo creo que es necesario un profesional relacionado con la nutrición para divulgar conocimientos e información, pero unido a algún profesional de la comunicación porque cada uno es experto en su campo y estos últimos saben mejor cómo dirigirse al público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Required fields are marked *