Querido dietista-nutricionista y/o técnico en dietética: necesitamos tu ayuda.

Hoy escribo como psicóloga y en nombre de algún que otro compañero que también trabaja en este campo… y mando este mensaje de “SOS” a los profesionales que participan de alguna u otra forma con pacientes que desean perder peso, ganar peso y mejorar en salud a través del cambio de hábitos.

Ayuda

Necesitamos vuestra ayuda. La psicología continúa siendo un campo de trabajo que muchas personas miran con “recelo”, son demasiadas las veces en las que aún se escucha la frase “el que va al psicólogo es porque esta loco” y argumentos similares. Romper con este tópico es algo por lo cual llevamos luchando muchos años; sin embargo, como todo en esta vida, no es una tarea que podamos hacer solos y necesitamos la ayuda de otros profesionales.

Voy a centrarme en el campo de la nutrición y los problemas relacionados con la alimentación…

¿Cómo podemos empezar a introducir la figura del psicólogo en las consultas de nutrición?  Vamos a ver los 10 aspectos que me parecen más importantes.

  • Recalca la importancia del cambio de hábitos. De esta forma, podrás señalar que a veces cambiar algo que hemos realizado durante un largo periodo de tiempo, puede resultar difícil y necesitamos una ayuda extra que nos permita prepararnos para el cambio y afrontarlo.

Nueva vida nuevos hábitos

  • Es importante que recuerdes que la persona que tienes frente a ti es la principal responsable de su cambio. Si observas que presenta un control externo, es hora de trabajar en la consulta de psicología para devolverle el control a él/ella. Frases que te pueden ayudar a observar posible control externo:
    • Nerviosismo si las pautas entregadas no son pautas cerradas y si él o ella tiene que organizar dichas pautas por su cuenta
    • Estrés al pensar que no será pesado/a ese día en la consulta
    • Engaños en la consulta, ocultar información…
    • Desorganización ante acontecimientos inesperados que desajusten las pautas establecidas en consulta
    • Sensación de prohibición de alimentos
  • ¡Cuidado con la palabra adicción! Hablar de adicción a la comida de forma exclusiva y excesiva puede hacer que la persona sienta que pierde control y por tanto también pierda responsabilidad en el cambio.

 

  • No vuelques toda la atención a la bajada de peso y/o los cambios corporales. Señala los cambios de hábitos y pequeños progresos conseguidos en referencia a la compra, la cocina, la organización, el ejercicio…
  • Elabora una primera entrevista completa (puedes elaborarla con la ayuda del equipo) de forma que puedas encontrar señales de alerta que indiquen la necesidad de una intervención psicológica. Por ejemplo:
    • Conducta de alimentación desde la infancia: ¿comía bien?, ¿comía en familia?…
    • ¿ Como ha variado su peso a lo largo de la vida?
  • Presenta la figura de psicología como parte de tu EQUIPO. Es importante que el paciente reconozca al psicólogo como un miembro más y no como un componente al que se acude en casos desesperados.

imagen norte salud

  • Si la persona te conoce en primer lugar, presenta la figura de psicología de tu mano. Él o ella tiene la confianza en ti, y ahora debe de comenzar a confiar en un nuevo profesional. Presentarlo a través de ti, ayudará a que se sienta más cómodo y relajado.
  • ¿Sabes cuáles son las funciones de tu psicóloga/o y cómo trabaja? Si la respuesta es “no”, debes tener una reunión conjunta de forma URGENTE. Si ni siquiera tú sabes cómo podría ayudarte y cómo es su forma de trabajar, entonces, no puedes pretender que los pacientes acepten y entiendan por qué les aconsejas que los vea también el psicólogo/a.
  • Mantén reuniones periódicas con los profesionales con los que colabores. Es importante mantener una comunicación fluida y continuada; y no, no vale sólo por teléfono (videollamada sí), es necesario ver las caras, los gestos, comentar y compartir materiales y propuestas hasta encontrar la mejor forma de ayudar a los pacientes.
  • Para trabajar en EQUIPO debemos estar preparados a aceptar que no somos capaces de todo, que parte de nuestra profesionalidad radica en saber nuestros límites, que podemos y debemos aprender de los demás y que siempre son mejores 3, 4 o 5 mentes pensando que una sola; aunque esto suponga tiempo dedicado extra y menores ganancias a las consultas. Recuerda estas palabras de Patrick Lencioni:

“El trabajo en equipo comienza construyendo confianza. Y la única forma de hacerlo es superando nuestra necesidad de invulnerabilidad.”

Cristina Andrades

Psicóloga de Norte Salud Nutrición

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Required fields are marked *

*