alergia polen gramínea alimentos nutrición salud

La gramínea es la familia de plantas cuyo polen causa más alergias en España, debido a su gran extensión y a la alta alergenicidad que posee. El polen es un pequeño grano producido por el aparato reproductor masculino de la planta, y es conducido a través del aire por las células espermáticas hasta el aparato reproductor femenino para fecundarlo. Una misma planta es capaz de producir miles de granos de polen.

Las personas con alergia al polen, tienen una respuesta inmunitaria ante el contacto con estos granos, dado que su cuerpo los percibe como un agente nocivo. Así, cuando el polen entra en contacto con la piel, los ojos o la mucosa de la nariz, el organismo se defiende induciendo la liberación de unas sustancias químicas, como la histamina, responsables de los síntomas típicos de las alergias estacionales, como los estornudos, el picor nasal o el lagrimeo, entre otros.

polen alergia alimentos reacciónhttp://www.huffingtonpost.es/2014/03/12/alergia-polen-claves_n_4949662.html

La época de floración de las gramíneas es entre marzo y septiembre, aunque el pico mayor se produce en primavera, y su intensidad y duración depende de la zona geográfica. Los síntomas más comunes que aparecen en las personas que tienen alergia al polen son:

  • congestión nasal
  • tos y estornudos
  • picor en los ojos
  • lagrimeo constante
  • fatiga (cansancio)
  •  irritabilidad
  • diminución de la capacidad olfativa y gustativa

  polen alergia alimentos reacciónhttp://www.ideal.es/sociedad/201503/23/alergia-al-polen-calendario-mapa-zonas-polinizacion-olivo-gramineas-otras-plantas-problematicas-20150318234314.html

Reacción cruzada


Como hemos comentado anteriormente, estos síntomas aparecen cuando las proteínas del polen de la planta (que se conocen como alérgenos) interaccionan con alguna parte del organismo, estimulando la producción de anticuerpos por el sistema inmunitario. Entre estas proteínas alergénicas se encuentran las profilinas, que también están presentes en el látex, algunos vegetales y en venenos de abejas, avispas y abejorros (himenópteros). Esta proteínas, junto a Betv1 o Apig1, son proteínas intracelulares (es decir, que se localizan dentro de la célula) y su estructura muestra gran similitud (cerca del 60%) entre las diferentes especies. Esta es la razón por la que las personas con alergia a las gramíneas pueden desencadenar una reacción cruzada al consumir determinados alimentos que contienen estas proteínas, responsables de la activación del sistema inmune.

  • Así, los alérgicos al polen de abedul pueden presentar reacción cruzada con: manzana, melocotón, pera, almendras, cerezas, nectarina, albaricoque, nueces, apio, kiwi, avellana, perejil, cilantro, apio, hinojo o zanahoria.
  • Los alérgicos al polen de gramíneas pueden también desarrollar síntomas tras la ingesta de tomate, pimiento, patata, melón, sandía, kiwi, cacahuete, harina de trigo, avena, centeno, arroz o rosáceas (melocotón, níspero, nectarina, manzana, fresa, pera, escaramujo).
  • Los alérgenos del polen de artemisa son similares a los del melón, plátano, sandía, apio, salvia y estragón.
  • Y el polen de ambrosía tiene proteínas con potencial alergénico parecidas a las del melón y el plátano.

alergia fruta primaveraPor otro lado, parece que el 75 % de los alérgicos a frutas y verduras presentan también alergias a algún tipo de polen, como artemisa, plátano, ciprés, etc., debido a la proteína LTP, responsable de la reacción cruzada entre ambas especies.

http://www.aepnaa.org/alergia/alergia-a-frutas-y-verduras-76

Esto significa que nuestro sistema inmunitario interpreta que estos alimentos son como los alérgenos del polen y dan lugar a una reacción alérgica. Es lo que ocurre con las reacciones cruzadas. Algo similar ocurre también con el látex, cuyos antígenos (proteínas que activan el sistema inmune) están también presentes en algunos alimentos de origen vegetal como el aguacate, el kiwi, la cereza, el plátano, la nuez, la castaña, la fresa, el higo o el melón.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que a pesar de estas similitudes entre plantas y alimentos, sólo algunos alérgicos al polen presentan también alergia a cereales u otros alimentos. En cualquier caso, no está de más prestar atención a cómo nos sientan cuando los ingerimos…

¿Preparado para la llegada de la primavera?

Disfruta de la vida o, al menos come bien.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Required fields are marked *