Los pasos para una alimentación saludable

Es habitual que con la llegada del verano olvidemos ciertos aspectos fundamentales de una vida saludable [NOTA. Si los olvidas, es que todavía no se han convertido en un hábito, así que sigue trabajando en ellos]. Por eso hoy, fecha en que muchos cogen vacaciones, otros han vuelto y los demás seguimos esperando a que lleguen, os planteamos los 10 puntos fundamentales para mantener una alimentación y unos hábitos de vida saludables.

Presentación de PowerPoint

Alimentos de origen vegetal. Intenta que en tus platos predominen los alimentos de origen vegetal, como verduras, hortalizas, tubérculos, legumbres, cereales, frutos secos y semillas. Estos deben ser la base de tu alimentación, combinado las verduras crudas y cocinadas y aportando variedad y color a tus recetas. Cuantos más colores haya, más variedad de nutrientes estarás aportando. Si quieres saber cómo preparar más de 1000 ensaladas diferentes, no te pierdas este post.

Cinco al día. Esta famosa frase, que hace referencia a las frutas y las verduras, no es más que una forma de incitar al consumo de fruta, y también de verdura. Es importante consumir, al menos, 5 raciones de frutas y verduras al día. Intenta que en las comidas principales esté presente la verdura, siendo la porción principal y mayoritaria de tu plato. La fruta la puedes distribuir de la forma que más te gusta, combinándola como prefieras, antes, durante o después de las comidas (te prometo que no engordas más si te las comes después). Y recuerda que el zumo no sustituye a la fruta fresca, ni aunque sea casero.

Cereales integrales. Los cereales integrales, lejos de “adelgazar”, tienen tres ventajas destacables frente a los refinados. Por un lado, su valor nutricional es mayor ya que contienen vitaminas y minerales propios del cereal (y no añadidos a posteriori), además de fibra. Por otro lado, y debido a esta fibra, son mucho más saciantes, es decir que con menos cantidad nos sentimos más llenos. Finalmente, y también a causa de la fibra, la absorción de los azúcares es más lenta por lo que se producen picos de insulina y glucosa más bajos.

Evitar procesados, azúcar, sal, alcohol. Los alimentos procesados suelen estar repletos de sal, azúcar, grasas trans/saturadas o una combinación de varios. Su efecto sobre la salud afecta principalmente a un mayor riesgo de diabetes, dislipemias (alteración de los niveles de triglicéridos o colesterol), enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, obesidad, cáncer, etc. Por su parte, el alcohol causa más de 200 enfermedades debido a sus efectos teratogénicos, neurotóxicos, adictivos, inmunosupresores, cardiovasculares y carcinogénicos, siendo la segunda causa de muerte en España. Así que no dejes que te engañen, una copa de vino al día no es saludable, pues alcohol y salud no van de la mano.

Hidratación. El agua es un elemento principal de nuestro cuerpo, y es necesaria para que se lleven a cabo muchas reacciones en el organismo. Por eso, debes escuchar a tu cuerpo y beber agua cuando sientas sensación de sed. El agua es lo único que te la quitará.

Higiene. La higiene, tanto personal como alimentaria es muy importante para evitar infecciones y contaminaciones alimentarias. Respecto a la higiene personal, recuerda lavarte las manos antes y después de cocinar, sobre todo cuando manipules alimentos crudos, y de comer, así como lavarte bien los dientes después de cada comida. En relación a la higiene alimentaria, trata de no mezclar alimentos crudos y cocinados, de limpiar bien los utensilios de cocina, de guardar los alimentos en el sitio y temperatura adecuados y de no romper la cadena de frío, así como de estar atentos a las fechas de consumo preferente y de caducidad.

Mantener peso adecuado. Aunque el peso (como número) no es el índice que más nos importa a los profesionales sanitarios en relación a la salud, es cierto que mantener un peso adecuado (conjuntamente con una composición corporal apropiada) se relaciona con una mejor salud, desde el punto de vista que el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de padecer numerosas patologías.

Regular y controlar el hambre y la saciedad. Saber identificar cuándo tenemos hambre real o cuándo se trata de hambre emocional, así como aprender a escuchar a nuestro cuerpo para reconocer la sensación de saciedad (es decir cuando estamos llenos) es fundamental para controlar la ingesta, tanto en cantidad como en calidad y forma de comer. Comer con ansiedad, disfrutando o más allá de nuestras necesidades activa mecanismos cerebrales, metabólicos y endocrinos diferentes. Trata de comer cuando tengas hambre y de controlar las cantidades; mejor quedarte con la sensación de que comerías un poco más que con la de no poderte mover de la silla…

Mantente activo. El sedentarismo es uno de los principales factores asociados al sobrepeso y la obesidad, sobre todo en niños. Los beneficios de la actividad física son innumerables, no sólo a nivel físico (y más allá de perder peso o grasa) sino también emocional.

Disfruta, prueba, saborea, ríe. Por último, haz todos los puntos anteriores disfrutando. Ten una mente abierta y trata de probar e incorporar nuevos alimentos a tu dieta, de experimentar con nuevos sabores y combinaciones diferentes, de compartir la mesa con gente a la que quieres y, sobre todo, de reírte mucho. La risa tiene la propiedad de liberar negativa del organismo, de evitar la liberación de cortisol (hormona asociada el estrés) y de segregar serotonina y dopamina (hormonas del bienestar y la felicidad).

Paso a paso hacia la salud!

Griselda Herrero

Alimenta tu felicidad

1000 ensaladas para tu día a día

Hoy Norte Salud celebra un año desde que abrió sus puertas de forma física… y queremos celebrarlo ofreciéndote herramientas (que es la base de nuestro trabajo) para que puedas prepararte una deliciosa, original y sencilla ensalada. Qué digo una… 1000 ensaladas!
Hace unos días me contaba un paciente que para él, una ensalada, era lechuga, tomate, pepino y poco más, con su correspondiente vinagreta. Pero para mí, una ensalada es algo más. Mucho más. Una ensalada es un plato que puedes hacer con los ojos cerrados y no equivocarte. Es un plato fácil, rápido y variado. Es un plato que puedes tomar en cualquier lugar, a cualquier hora y en cualquier época del año. Es un plato que puede ser simple y sofisticado. Hoy no quiero enseñarte una receta. Hoy quiero enseñarte a preparar 1000 ensaladas. Podrás comer ensaladas durante 3 años y nunca repetirás plato.
¿Te atreves? Empezamos.
Verduras, hortalizas y frutas
Lo primero que tenemos que saber es qué cantidad me tengo que poner en el plato. Para ello he elaborado una infografía basándome en el método del plato saludable para que tengas una idea de las cantidades. Yo llamo a esta infografía “Ensalada rápida” porque sólo tengo que coger 3 ingredientes, uno por cada apartado, y ya tengo mi ensalada. No tiene que guardar esta presentación en el plato. Eso lo dejo a tu imaginación. ¿Por qué me gusta aclarar las proporciones que debe tener mi ensalada? Para que cuando te prepares platos conocidos por todos, como ensalada de pasta o de patatas, recuerdes que tiene que llevar más verduras, hortalizas o frutas que pasta o patatas.

infografía ENSALADA RÁPIDA

Una vez conocidas las proporciones que debemos conservar en nuestra ensalada, vamos a aprender a diseñar 1000 ensaladas (o más).

Empezaremos por la base de la ensalada.
Pon en tu ensalada un buen puñado de hojas. Puedes escoger una o varias, como más te guste. Las hojas tienen muy pocas calorías y son ricas en nutrientes, como vitaminas, minerales y fibra, por lo que no tengas miedo a la hora de llenar tu plato. Cuando vayas a comprarlas, elige las de temporada, serán más baratas y su sabor será más intenso y auténtico. Recuerda lavarlas muy bien y si has comprado las hojas en bolsas cerradas listas para consumir, no es necesario que las laves. A continuación, añade al menos un par de hortalizas. Córtalas como más te guste (en dados, en juliana, en láminas, etc). A mí particularmente, me gusta jugar con los colores. Si he añadido un tomate, en lugar de elegir un pimiento rojo opto mejor por maíz, cebolla o pepino, por ejemplo. Y para terminar esta primera fase, puedes añadir una pieza de fruta, a ser posible también de temporada. Conseguirás darle un toque dulce. Además, si tienes invitados, los sorprenderás porque es probable que no lo esperen.

Diapositiva 1

Las proteínas
Una vez preparada la base de nuestra ensalada, vamos a añadirle la porción proteica. Puede ser proteína animal o vegetal pero siempre, que sea saludable.
Legumbres: Si vas a añadir legumbres a la ensalada, éstas debes de cocinarlas previamente. Los garbanzos o las alubias deberás dejarlas en remojo la noche anterior y después cocerlas durante media hora al menos (según variedad). Si optas por leguminosas como guisantes, judías verdes o soja, la cocción es mucho más rápida. Y si compras botes de legumbres cocidas, sólo tienes que lavarlas muy bien antes de su consumo (hasta que desaparece la espuma). Yo te nombro en la imagen las legumbres comunes, pero cada una tiene muchas variedades.
Mariscos: El marisco cocido es una gran elección para la ensalada, un alimento poco graso y rico en vitaminas y minerales, como el yodo, el potasio o el magnesio. Cómpralo fresco y no tardes mucho en cocinarlo. Puedes cocerlo o hacerlo a la plancha. Añadirlo en el último momento, en caliente, puede crear un buen contraste con las hojas frías.
Conservas: Es una opción válida y rápida, aunque no debe abusarse de ellas, debido a su alto contenido en sal. Al natural o en aceite de oliva son las mejores opciones.
Carnes blancas: Puedes cocinarlas exclusivamente para tu ensalada (al horno o en sartén), o bien aprovechar los restos de carne procedente de otra comida, lo cual puede generar una mezcla perfecta de sabores.
Pescados: Añadir pescado a la ensalada es una forma fácil de cumplir con las recomendaciones necesarias. Puedes optar por hacerlos a la plancha, al horno o bien crudos (por ejemplo, el carpaccio), incluso también puedes utilizar las sobras de otra comida. El pescado azul marida mejor que el blanco pero ambos son buenas opciones. Los ahumados y salazones son menos saludables pero tengo que reconocer que le dan un toque diferente. Y si te gusta crudo, sólo tienes que saber cómo cortarlo y tomar las precauciones necesarias en caso de embarazo.
Quesos: Para mi gusto (me gusta mucho el queso), cualquier queso encaja a la perfección en una ensalada. A medida que un queso está más curado, su porcentaje de grasa aumenta en detrimento de su cantidad de lactosa. Sabiendo esto, elige el que más te guste, teniendo cuidado con la cantidad de sal… Todos pueden ir bien a la ensalada, según cómo los combines.
Derivados de soja: El tofu o el tempeh, también vienen perfectos para añadirlos a la ensalada. A mí particularmente me gusta saltearlos en dados en la sartén. También puede ser buena opción añadirlos en caliente o con alguna hierba aromática.
Huevos: Un huevo cocido tiene cabida siempre, ya sea de gallina o de codorniz ¿no crees? Vale, si eres vegano, obviaremos esta pregunta!

Diapositiva 1

Hidratos de carbono
Para que queden bien, es importante una buena cocción de los hidratos de carbono. Recuerda las proporciones y si no te gustan mucho algunas de las opciones que te proponemos, siempre puedes no añadirla y que un trozo de un buen pan integral sea tu ración de carbohidratos.
Arroces: El tiempo de cocción lo especificará el fabricante. La opción integral debe ir incorporándose poco a poco en nuestra dieta hasta ser la opción predominante. Existen marcas con arroces especiales para ensaladas y guarniciones, o también puedes mezclar distintos tipos: negros, salvajes, integrales, aromatizados, etc . Así darás color y variedad a tu ensalada.
Tubérculos: Lo clásico es añadir patatas cocidas, pero también puedes hacer chips en el horno. Para ello utiliza boniatos y/o patatas y añádelas en el momento de servir la ensalada.
Pastas: Es habitual que se utilice la variedad macarrón o pajarita cuando hablamos de platos de pasta fríos, pero yo te animo a utilizar otras variedades, y por supuesto, la versión integral. Si te gusta “al dente” cuécela 2 minutos menos de lo que te recomiende el fabricante y nunca añadas agua fría para parar la cocción, pues sólo conseguirás estropear la textura de la pasta.
Otros cereales: Si quieres incorporar otros tipos de cereales, te costará más trabajo buscarle un hueco entre tus recetas pero, empieza por otras opciones y verás que en breve serás capaz de incluirlos sin problemas.

Toppings
Cuando preparo ensalada en casa me encanta improvisar con aquello que tengo en la despensa. No hay que añadir muchos. Es más, en la infografía de ensalada rápida no aparecen estos toppings. Son pequeños ingredientes que deben añadirse en pequeñas cantidades para dar un toque espectacular a la par que diferente. Puedes añadir uno, dos o varios. Tú eliges.
Aromático: Coge hierbas aromáticas (albahaca, orégano, etc) y córtalas muy finas. Añádelas en el último momento. Si no tienes, puedes añadirlas de bote (no es lo mismo). La menta, el cilantro o el perejil le darán un toque más fresco. El romero te recordará al campo y la albahaca le dará un sabor más italiano.
Picante: En este apartado cada uno decide. El picante es muy particular y no me atrevo a dar consejos, no vaya a ser que alguno tenga que llamar a los bomberos… Puedes utilizar jengibre, tabasco, wasabi, pimienta, chile, guindilla, jalapeños, mostaza, ajo o cebolla, para conseguir ese toque picante en tu ensalada.
Silvestre: Agregar unos cuantos frutos silvestres potenciará el sabor ácido en la ensalada.
Seco: La fruta desecada le trasmite un toque diferente. A veces dulce, a veces amargo. Puedes añadir pequeños trozos o, tal vez convertirlos en polvo en un robot de cocina o molinillo de café.
Energético: Nada que decir del fruto seco. Mucha variedad donde escoger, eso sí elígelos siempre crudos y sin sal. También puedes hacerlos polvo en un mortero y espolvorear por encima. O incluso tostar en una sartén y servirlos calientes.
Semillas: Acuérdate te tostarlas y machacarlas para digerirlas mejor y para potenciar su sabor. Podrás encontrar gran variedad: sésamo, cáñamo, lino, calabaza, girasol, etc.
De la tierra: Los brotes son una solución perfecta para ocasiones especiales.
Oriental: Hay ingredientes que con sólo un poquito ya te recuerda a comidas orientales. No te pases con ellos para no estropear la ensalada, pero pueden aportar aromas distintos.
Salado: Los encurtidos también son opciones a tener en cuenta. Sólo debes recordar cuando hagas la vinagreta no añadirle sal.
Especial: Para momentos especiales o celebraciones, un toque gourmet se lo pueden dar estas opciones: coco, dátiles, jamón, jengibre, quesos rallados, pan tostado o algas.

Diapositiva 1

El aderezo
Llegamos al final de la ensalada. Has seguido todos los pasos y tienes delante de ti un exquisito manjar. No es momento para estropearlo. Falta el toque final. Para que no te pases te dejo esta última infografía en la que te explico las proporciones de la vinagreta.

Diapositiva 1

Aceites: elige siempre un buen aceite de oliva virgen extra. Puedes aderezarlo con ajos, romero o guindillas si te gusta el picante, o tal vez dejarlo tal cual. Prueba diferentes variedades, te sorprenderá la cantidad de sabores diferentes que puedes encontrar entre uno y otro aceite…
Vinagres: Los vinagres son un mundo aparte. Hay de todas las clases. A mí, particularmente, los vinagres oscuros me maridan mejor con las hojas pequeñas como espinacas baby o canónigos y los vinagres blancos me van mejor con los vegetales de hojas grandes como la lechuga romana o col blanca. Debes tener especial cuidado con los balsámicos, que contienen mucha azúcar.

Vinagretas indispensables
Aquí te dejo unas vinagretas clásicas y fáciles que potenciarán el sabor de todos los ingredientes de tu ensalada.

Diapositiva 1

Salsas
Si te gustan las salsas, te dejo un pequeño esquema de cómo elaborar una salsa para tu ensalada: saludable y rápida.

Diapositiva 1

Para terminar, unos mandamientos sobre la ensalada.
Repite conmigo:
1. Nunca más diré que las ensaladas son tristes y aburridas.
2. Nunca más diré que las ensaladas no son variadas.
3. Nunca más diré que no tengo tiempo para comer de forma saludable.
Espero que os haya gustado y que os animéis a comer ensaladas, muchas ensaladas.
Si quieres descargar la infografía completa para tenerla a mano, puedes descargártela aquí.

Alimenta tu felicidad

Si te ha gustado este post, también te puede interesar:

Verdad verdurera: infografía vegetal

DisFRUTA el dulce mes a mes

¿Sabes elegir cuándo comes fuera de casa?

Vegano en prácticas

globalización alimentaria nutrición salud

‘Del tapeo a la enchilada’: La globalización alimentaria

Hace unos años, mucho antes de que empezara mi carrera en Nutrición Humana y Dietética entré en un supermercado ‘Mercadona’ y me quedé perpleja por un nuevo alimento que no había visto jamás en la sección de frutas y verduras. En el cartel ponía yuca, pero jamás había oído hablar de ella ni la había probado. Años después me enteré de lo que era y lo más importante de dónde provenía ese tubérculo de aspecto no muy apetitoso: América del Sur.

globalización alimentaria nutrición salud yuca

Nunca nos hemos parado a pensar, ¿quién decide los productos que se venden en los supermercados? Y… ¿por qué? Comprobamos que no en todos los sitios se vende lo mismo ni de las mismas marcas y resulta que detrás de estas dos preguntas hay todo un equipo de profesionales trabajando muy duro. El mercado oferta lo que la población demanda y si volvemos unas líneas más arriba… ¿por qué ofertan yuca?, ¿acaso los españoles la demandamos o la consumimos?

Resulta que según el censo de 2010 elaborado por el Ministerio de Trabajo e Inmigración de España, Andalucía aparece como la tercera comunidad autónoma con un mayor número de extranjeros residentes,  por detrás de Cataluña y la capital del país, donde el 18% son de América del Sur. En la actualidad este porcentaje de inmigración está en aumento y más concretamente en Sevilla se concentra el doble de sudamericanos que de africanos, lo que ha repercutido en los hábitos alimentarios de la ciudad.

Vivimos en la era de la globalización, el mundo está en continua conexión, no sólo por internet y medios de comunicación sino también por los medios de transporte; barcos, trenes, camiones y por supuesto aviones que además de transportar turistas llevan productos completamente desconocidos por nosotros pero quizás básicos para otros. Esto se denomina globalización alimentaria que hace que el consumidor de un país encuentre fácilmente productos procedentes de otros países. Que un país esté más o menos globalizado en materia de alimentación  va a determinar los productos consumidos por los inmigrantes que lleguen y por la propia población autóctona de  la zona.

globalización alimentaria nutrición saludhttp://asgeco.org/index/?p=5001

Cadenas en España como pueden ser el grupo ‘Carrefour’, ‘Eroski’, ‘Auchan’ o ‘Mercadona’ ya comercializan nuevos alimentos que como la yuca o la cerveza cusqueña de Perú se podrían estar convirtiendo  en productos corrientes en nuestras cocinas. ¿Acaso no pasó eso hace unos cientos de años con la llegada de la patata y se interiorizó hasta tal punto que la tortilla de patata es un sello identificativo de España?

La alimentación no se puede entender sólo como una simple adquisición de nutrientes para poder llevar a cabo las funciones vitales, sino que  se concibe como un proceso lleno de significaciones que está determinado por la organización social de un colectivo (preferencias o aversiones, tabúes alimentarios o prohibiciones). La cultura será la que defina los productos que son o no comestibles. Por esta razón, muchos de los inmigrantes que vengan a España a vivir van a tener que privarse de ciertos alimentos típicos de su zona porque aquí no son aceptados como comestibles, como es el caso de los insectos o los perros.  No obstante, ¿quién sabe lo que comeremos dentro de unos años?

 globalización alimentaria nutrición saludAlimentación e inmigración. Universidad Complutense de Madrid. 2005.

Por otro lado, la globalización puede ser un arma de doble filo, llegando a desplazar el consumo de alimentos propios de la zona y sustituyéndolos por otros menos saludables. Es el caso de la Dieta Mediterránea y el FastFood (comida rápida), procedente principalmente de Estados Unidos, o de las cientos de cadenas de empresas donde todo sabe igual y se prepara de la misma forma (habitualmente rápido y con productos de baja calidad), estés en el país que estés. En este sentido, hemos de ser responsables y cuidadosos con los acontecimientos históricos que ocurren a nuestro alrededor. Nuestro cerebro está preparado para los nuevos sabores y de hecho probar nuevos alimentos enriquece nuestra cocina y probablemente (si sabes elegir bien) la variedad de nutrientes que percibimos. Lo cual no implica que debamos adquirir hábitos alimentarios inapropiados (y no me refiero a extraños o diferentes) venidos de otras culturas. La variedad alimentaria es una riqueza de la que debemos aprovecharnos: pon color y variedad en tu plato. Del tema de la soberanía alimentaria y el capitalismo ya hablaremos otro día…

 globalización alimentaria nutrición salud

Gracias a estas reflexiones podemos concluir que el mercado cambia de forma paralela a la población y se adapta a las nuevas necesidades de las personas. El hecho de que las personas emigren y vayan a nuevos países provoca un cambio en la demanda y esto contribuye a la globalización alimentaria pudiendo provocar un cambio en el propio consumo de la población autóctona y una consecuente evolución de culturas alimentarias. Pero recuerda dos cosas: prueba nuevos productos y trata siempre de mantener aquella cultura gastronómica (propia o ajena) que favorezca una alimentación saludable.

Raquel Ramos Robles.
Estudiante de 4º de Grado Nutrición Humana y Dietética.

DisFRUTA el dulce mes a mes

¿Alguien ha oído esta semana algo sobre la noticia de la OMS del peligro de las carnes rojas y procesadas? Puede que para ti sea nueva esta noticia, pero para quienes nos dedicamos profesionalmente a la nutrición, no nos aporta nada nuevo, pues lo llevamos diciendo allá por donde vamos, aunque parece que a nosotros nos cuesta trabajo calar en la población y lo consigue fácilmente una noticia bastante sensacionalista y bajo mi punto de vista alarmante y provocadora de miedos. Los profesionales de la nutrición, o por lo menos yo, no prohibimos las carnes rojas ni los productos cárnicos procesados. El mensaje que solemos mandar, no con mucho éxito si vemos las tasas de obesidad y otras enfermedades asociadas, es el siguiente: “La base de la alimentación debe estar formada principalmente por alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, legumbres, cereales (preferentemente integrales) y frutos secos”, como prevención de enfermedades crónicas. Lo de prohibir no es mi estilo, aunque siempre abogo por la recomendación de evitar (o moderar) cualquier tipo de producto (que no alimento) procesado y azucarado.

Además siempre aconsejamos consumir productos locales (o de km.0) y de temporada, pero parece que estos mensajes o no calan o no queremos que calen por los motivos que fueran, por lo que nos vemos obligados a recordároslo una y mil veces. ¿Y cómo lo hacemos esta vez? Con esta infografía sobre las frutas de temporada.  Las frutas de temporada suelen ser locales, aunque no siempre, más baratas y más dulces debido a que la recogida es más cercana a su maduración.

Un consejo: Hazle una foto a esta infografía y guárdatela en tu móvil. Cuando estés en el supermercado o en la frutería ya no tendrás dudas de qué frutas son temporada y cuáles no. Sólo tendrás que preguntarte de dónde provienen y el precio. #disFRUTAelDulceMesAMes

Infografía Frutas de temporada

Y la semana que viene… Las verduras!!

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

Cuando las galletas dejan de ser “la opción”

Os pongo en antecedentes…

Hace meses que varios de mis compañeros, entre los que me encuentro, están manifestando su oposición al sello que la Asociación Española de Pediatría, desinteresadamente y con el propósito de promover la nutrición saludable entre niños y jóvenes, según ellos, ha plantado en las galletas Dinosaurus. Esas galletas que, como ya dijo Julio Basulto, quien dio comienzo a este movimiento, tienen un 21 % de azúcar, nada menos. Es decir, si cada galleta pesa unos 10 gramos, y los paquetes traen 3, cada vez que un niño se come un paquetito (le hago la ola al que sólo se come un paquete) se está metiendo entre pechito y espaldita 6,6 gramos exclusivamente de azúcar refinada. Las recomendaciones de la OMS en cuanto al consumo de azúcar son de un máximo del 10 % de las calorías diarias, aunque su última recomendación es bajar esta cifra al 5% (recomendación que ha sido rechazada, entre otros, por la asociación de bebidas, no entiendo por qué…). Pues, señores, sólo 5 de estas galletas ya superan este porcentaje del 10%, y eso teniendo en cuenta que el niño no come más azúcar en todo el día… Imposible!! (¿alguien se imagina con qué se suelen acompañar estas “meriendas”?). Y lo peor de todo es que encima los pediatras las recomiendan (aunque no todos, es cierto), ¿porqué será…?

Y estaréis pensando, “es que en el sello no pone que las recomienden”. Cierto, no lo pone específicamente, pero, no nos engañemos, ese sello confunde a cualquiera, y tiene la intención que tiene. Y quien diga que no…miente.

Lamentablemente, esto no es más que otro ejemplo de que a la industria alimentaria le importa bastante poco la salud de la población, a pesar de que es el mensaje que nos lanzan (y con el que se justifican a sí mismos).

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludableGaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

Y más lamentable es aún que nadie haga nada para impedirlo. Por suerte, todavía hay profesionales que piensan que la salud está por encima de todo y aplican el sentido común, desde el respeto, para hacer llegar a la población información veraz y fiable y enseñarles a que sepan distinguir un alimento saludable real del que no lo es (pero trata de aparentar que sí). Además, soy de las que piensa que hay que luchar desde el lado positivo, en lugar de sólo criticar lo que los demás hacen mal. Por ese motivo, el objetivo de este post es el de ofrecer nada menos que 75 alternativas verdaderamente saludables (y mucho más ricas, aunque esto ya es cuestión de gustos, y de paladares) a las galletas, dulces y bollería, en general. Con estas alternativas se puede cubrir casi un año de desayunos/meriendas, eso sin contar las numerosas variedades que cada una ofrece.

Galletas Niños Nutrición desayuno merienda saludableQuiero dar las gracias a todos mis compañeros por aportar su (enorme) granito de arena para la elaboración de este post. Trabajar en equipo y remando en la misma dirección es una de las cosas que más me enorgullece de mi profesión (y de mis colegas de profesión).

Cojan lápiz y papel, y tomen nota, señores!

Lucía Martínez (dimequecomes)  @Dimequecomes

1. HELADO DE PLÁTANO Y CACAO CON TOPPING DE FRUTOS SECOS. ¿Desayunar helado? Siiiiiii… y seguro que no se acuerdan de las galletas. Tritura plátano congelado con un poco de cacao puro hasta que quede cremoso y sírvelo con un topping de frutos secos.

2. PORRIDGE (GACHAS) DE LECHE MERENGADA. Copos de avena cocidos en bebida vegetal que habremos infusionado con piel de limón y canela. Podemos añadirle pasas, semillas, frutos secos, pequeños trozos de fruta fresca, etc. Se puede comer frío o caliente.

3. SANDWICH DE PAN INTEGRAL con tomate y aguacate.

4. SANDWICH DE PAN INTEGRAL con humus y berenjena asada.

5. SANDWICH DE PAN INTEGRAL con tahina, canela y plátano en rodajas.

6. SANDWICH DE PAN INTEGRAL con manzana, rúcula, mostaza y tofu ahumado.

7. BATIDO DE YOGUR VEGETAL sin azúcar y FRUTA DE TEMPORADA. Acompañar de frutos secos y una onza de chocolate negro (más del 80% cacao).

Comentario Norte Salud: No sé si os habéis dado cuenta, pero las opciones que nos ofrece Lucía son todas veganas. Como sabéis, ella siempre nos sorprende con recetas sencillas y muy ricas.

Joan Carles Montero  @joancamt

8. LECHE ENTERA + REBANADA DE PAN INTEGRAL +ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA + FRUTA (paraguayos).

9. REQUESÓN + MIEL (cucharilla de postre) + 3-4 NUECES.

10. YOGUR GRIEGO + UN MELOCOTÓN + ½ PLÁTANO + 2-3 CUCHARADAS DE AVENA + RALLADURA DE CHOCOLATE NEGRO.

11. TORTITAS DE PLÁTANO. Mezclar  2 huevos + plátano machacado + canela al gusto para las tortitas.

12. HUEVOS REVUELTOS CON PEREJIL, sobre rebanada de pan integral + tomate y vaso de leche entera.

Comentario Norte Salud: Que no te gusta la leche…, pues requesón o yogur; que no te gusta la harina…, pues tortitas de plátano; que no te gustan las opciones calientes…, pues frías. Joan Carles nos ofrece unas recetas para todos los gustos.

Victoria Fagúndez @Vik_Fagundez

13. PIÑA Y NARANJAS TROCEADAS CON CANELA O CACAO PURO ESPOLVOREADO.

14. FRUTA EN TROZOS CON YOGUR NATURAL.

15. CREPES CASEROS RELLENOS DE RODAJAS DE PLÁTANO Y FRESAS.

16. TOSTADA CON HUMMUS ROSA DE REMOLACHA.

17. TOSTADA DE REQUESÓN CON MIEL.

18. TOSTADA CON CREMA DE CACAO Y AVELLANA CASERA (muy fácil de hacer)

19. BARRITAS CASERAS DE CEREALES Y SEMILLAS O FRUTOS SECOS

Puedes acompañar cualquier receta con un #RefrescoCasero. https://twitter.com/hashtag/refrescocasero?src=hash

Comentario Norte Salud: Victoria además de sus propuestas, nos invita a acompañarlas con un refresco casero, evitando así los azúcares añadidos en la merienda y disfrutando de nuevo sabores que os sorprenderán. Este verano ha sido muy de #RefrescoCasero…

Anabella Lara  @alaranutricion

20. BOCADILLITO DE PAN INTEGRAL con jamón y queso + vaso de leche. Puedes cambiar los ingredientes por tortilla, atún, tomate, aceite, mantequilla, pavo, etc.

21. YOGUR NATURAL CON TROCITOS DE COCOLATE NEGRO Y/O FRUTOS SECOS + PIEZA DE FRUTA.

22. BATIDOS NATURALES DE FRUTAS.

23. CUENCO DE ACEITUNAS, ZANAHORIA, PEPINO Y QUESO.

Comentario Norte Salud: Fácil de preparar, fácil de transportar, fácil de acertar. ¿Qué más se puede pedir?

Cristina Diéguez Perea @dietistadieguez

24. PATÉ DE AGUACATE. Ingredientes: 1 aguacate, ½  lima (así no se oxida y da un toque más interesante) Preparación: Partir el aguacate por la mitad, extraer el hueso, la piel y cortarlo en trocitos en un bol. Añadir el jugo de la lima. Aplastarlo todo hasta conseguir esa consistencia cremosa . Se puede utilizar como si fuese mantequilla en una tostada y espolvorearle algo de cacao puro, añadirle frutos secos encima, fresas cortadas en láminas, queso feta… en fin, mil opciones. También puedes añadir al bol unas semillas de sésamo, semillas de chía, queso cremoso…Utilizarlo en un rollito de pan de pita, junto con pavo y tomate…

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable25. MUFFINS DE VERDURAS. Ingredientes para 8 muffins: 50g de calabaza, 50g de calabacín rallado, 100g de cebolla picada, 50g de pimiento rojo cortado en dados, 50g de espinacas, 50g de granos de maíz enlatados y escurridos, 40g de AOVE, 100g de queso cheddar, Sal, Pimienta, 100g de harina, 1 cucharadita de levadura, 2 huevos. Preparación: Cocinar la calabaza al vapor unos minutos hasta que esté blanda, machacarla y reservar (mientras tanto, precalentar el horno a 180ºC y engrasar con AOVE los 8 moldes de muffins). En un bol, mezclar los calabacines, cebolla, pimiento rojo, espinaca, granos de maíz y aceite. Rallar el queso y sazonar al gusto. Incorporar la harina, la levadura, la calabaza y remover bien todo. Batir los huevos hasta que hagan espuma e incorporar a la mezcla anterior. Añadir la mezcla a los moldes de muffins y hornear unos 20 minutos hasta que hayan subido un poco y se vean dorados. Dejar enfriar por completo antes de sacarlos del molde.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable26. COPOS DE MAIZ CON YOGUR Y FRESAS.

27. COPOZ DE ARROZ CON YOGUR Y PLÁTANO.

28. COPOS DE AVENA CON YOGUR Y MANZANA.

29. BATIDOS DE FRESA Y PLÁTANO. Ingredientes: 1 plátano, 6 fresas, 300ml de leche. Preparación: Batir todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Para tener una mezcla más liquida, se puede utilizar una licuadora. Dejar reposar en la nevera para que esté más frio. Servir con un poco de canela.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludableComentario Norte Salud: No sé qué pensaréis, pero esto es de nota, vamos, de matrícula. Ingredientes, preparación y por si fuera poco, foto, para que te apetezca más si se puede. Y la pinta…

María González Neira. @MARAGONZLEZNEIR

30. TOSTADAS DE PAN INTEGRAL CON ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA, NUECES Y PASAS. Ingredientes: Pan de trigo integral. Aceite de oliva virgen extra. 1 puñado de nueces. 1 puñado de pasas. Preparación: Cortar el pan y tostarlo. Machacar las nueces. Una vez esté tostado introducir las nueces y las pasas dentro del pan. Echar por encima un chorrito de aceite.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

31. FRESAS BAÑADA DE CHOCOLATE NEGRO Y AVELLANAS. Ingredientes: Fresas (elegir frutas de temporada). Chocolate negro (mínimo 70%) para fundir. Un puñado de avellanas. Preparación: Limpiar las fresas. Triturar las avellanas. Poner a calentar al baño maría el chocolate. Cuando esté líquido, introducir mitad de la fresa (pinchada con un palillo) en el chocolate y, añadir por encima las avellanas trituradas. Introducir en el frigorífico y servir frío.Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

32. PALITOS DE MANZANA CON CANELA Y YOGUR. Ingredientes: Yogur natural o yogur tipo griego natural. Manzana (puedes elegir la clase que más te guste). Canela en polvo. Preparación: Cortar ¼ de manzana en cuadraditos pequeños y añadir al fondo de un vaso. Cortar el resto de la manzana en palitos. Verter el yogur sobre el vaso y, espolvorear este con canela. Para empezar a disfrutarlo, sólo tienes que meter el palito en el yogur y saborear cada bocado. Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

Comentario Norte Salud: ¿Os habéis dado cuenta que todas las recetas utilizan ingredientes fáciles de conseguir? Lo de la presentación ya es cosa de cada uno, pero es indiscutible que la comida entra por los ojos…

Tamara Fernández   @tata_glucosa

33. GOFRES SALUDABLES. Ingredientes para 6 personas: 1/2 vaso harina de quinoa, 1/2 vaso harina de arroz, 1 vaso de harina integral de trigo, 1 sobre de levadura, 1 plátano machacado, 1/2 manzana machacada (puré), Pizca de canela, nuez moscada, y extracto de vainilla, 2 huevos (o sustituto), 1.5 vasos leche de almendra. Preparación: harinas + levadura + canela + nuez moscada. En otro recipiente: huevos + leche + manzana + vainilla. Añadir el plátano al recipiente 2.  Mezclar 1 + 2. Poner en la plancha para gofres hasta que estén dorados

34. MAÑANAS CONSISTENTES. Ingredientes para 1 ración: 60 g avena, 30 g anacardos (se pueden sustituir por avellanas y por nueces), 3 dátiles (o más según la dulzura que le quieras dar), Vainilla en polvo sin azúcar, 1 cucharada aceite de coco. Preparación: Poner a remojo durante 4 h los anacardos y la avena. Escurrir bien. Mezclar todos los ingredientes y triturar.

35. PAN CON ACEITE Y TOMATE DE TODA LA VIDA. Preparación: triturar en la batidora la cantidad de tomate deseada junto con una pizca de sal y una pizca de orégano. Cuando ya esté, añadir aceite y volver a triturar todo junto. De esta manera a la hora del desayuno se sirve directamente como si fuera mermelada. Se puede guardar en un taper o similar en la nevera y aguanta bien durante 3 días, así no hay que perder tiempo por la mañana. Se puede acompañar de un vaso de leche, de bebida vegetal…y/o fruta.

36. LIMÓN FELIZ. Ingredientes: 1 aguacate, zumo de 2 limones, pizca canela, 6 dátiles. Preparación: Triturar todo en una batidora. Si está muy seco añadir cucharadas de agua hasta que quede al gusto.

Comentario Norte Salud: ¿De verdad no tienes tiempo para preparar estas recetas?  Creo que en esta ocasión no sirven las excusas.

Paloma Quintana Ocaña @NutricionconQ

37. PAN INTEGRAL MULTICEREALES CON TOMATE Y PEPINO. De centeno integral, avena, espelta… o combinación de varios cereales, Añadir aceite de oliva virgen extra y un huevo a la plancha o duro.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

38.   YOGUR CON FRUTOS ROJOS. Desayuno rápido, merienda irresistible: Uno o dos yogures naturales o    queso fresco, arándanos, frambuesas y fresas. Se puede añadir nueces, almendras y/o copos de avena. Este tipo de frutas rojas se conservan muy bien congeladas, se pueden comprar congelar y tener disponibles.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

39. NARANJA CON NUECES. Desayuno o merienda feliz y rápida para los más peques.

40. TORTITAS DE AVENA Y FRUTA. Desayuno y merienda muy saciante, con un poquito más de elaboración: Tortitas de avena y fruta, Huevo, avena integral, un kiwi y una naranja (o cualquier fruta de temporada).

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

41. UVAS VERDES Y CACAHUETES. Para picar, delicias saludables y nutritivas.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

Comentario Nrte Salud: Cereales integrales, fruta, frutos secos y yogur… El que diga que no es variado, se miente a sí mismo. Además, estas recetas ofrecen numerosas variables y adaptaciones al gusto de cada uno.

Laura Saavedra @laurascasanova

42. YOGUR NATURAL + FRUTA O CEREALES SIN AZÚCAR O GRANOLA CASERA Y PASAS O NUECES.

43. LECHE AROMATIZADA CON CANELA Y PAN INTEGRAL CON AOVE, HUMMUS Y TOMATE.

44. TORTILLA DE PLÁTANO Y ALMENDRA MOLIDA.

45. MACEDONIA DE FRUTAS CON AGUACATE Y QUESO BLANCO + SÉSAMO TOSTADO.

Lista de la compra que debemos realizar para estas recetas: Lácteos enteros sin azúcar (leche/yogur natural/queso fresco), frutos secos sin sal, fruta de temporada, pan integral (mejor si es de panadería), cereales sin azúcar (avena, corn flakes, granola casera), huevos, aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE), hummus (o garbanzos para hacerlo casero).

Comentario Norte Salud: No tenemos que pararnos ni a pensar lo que tendremos que comprar. Laura nos la facilita y todo. Qué más se puede pedir!!

Rubén Murcia Prieto @RubenMurciaPrie

46. GACHAS DE AVENA CON MIEL Y CANELA.

47. TOSTADA DE PAN DE CENTENO CON TOMATE, AOVE, ATÚN Y FRUTA DEL TIEMPO.

48. TORTILLA DE HUEVOS DE GALLINAS DE CORRAL CON PIMIENTOS Y CHAMPIÑONES MÁS FRUTA DEL TIEMPO.

49. NUECES, ALMENDRAS Y PISTACHOS, UNA ONZA DECHOCOLATE NEGRO (>70%) Y FRUTA DEL TIEMPO.

Comentario Norte Salud: ¿Sigues pensando que no hay alternativas fáciles, rápidas y saludables?

Catalina Prieto @24_zanahorias

50. FRUTA. A mordiscos, en gajos, en trozos o en brochetas.

51. TOSTAS DE PAN INTEGRAL (avena o espelta) CON RODAJAS DE PLÁTANO, KIWI O FRESAS.

52. COMPOTA DE MANZANA O PERA SIN AZÚCAR AÑADIDO.

53. YOGUR DE SOJA CON FRUTOS SECOS.

54. BOCADILLO DE ATÚN + HUEVO DURO.

55. BOCADILLO DE JAMÓN SERRANO + TOMATE NATURAL.

56. BOCADILLO DE AGUACATE + HUEVO DURO.

57. BOCADILLO DE HUMMUS DE GARBANZOS.

58. PAN DE PLÁTANO.

59. BIZCOCHO DE ZANAHORIAS. Con huevo, avena, trigo sarraceno, trigo integral y sin azúcares añadidos.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

Comentario de Norte Salud: En la variedad está el gusto. ¿Te atreves a probar cosas nuevas?

Álex Oncina  @Alex4_8

60. LECHE + AVENA + CEREZAS CORTADAS + CACAO (<85%) + CANELA.

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

61. HELADO CASERO DE PLÁTANO Y ANACARDOS. Plátano machacado, congelado previamente, con anacardos, leche y cacao (90%).

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

62. PAN DE CENTENO CON QUESO FRESCO, AGUACATE, TOMATE EN RODAJAS, ORÉGANO Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA.

Comentario Norte Salud: Muchas veces, querer comer bien, es cuestión de actitud.

Silvia Romero @Silvia28282

63. QUESO (de calidad) + FRUTOS SECOS (avellanas, nueces,…)

64. PAN INTEGRAL CON QUESO, TOMATE Y AGUACATE.

65. BOCADILLO DE PAN INTEGRAL CON SARDINAS Y TOMATE.

66. PALITOS DE ZANAHORIAS CON HUMMUS.

Comentario Norte Salud: ¿Habéis observado que tienen cabida todos los grupos de alimentos tanto en un desayuno como en una merienda?

Mery Ortiz @OrtizNutribalan

67. PLATO DE FRUTA VARIADA Y DE TEMPORADA  CON FRUTOS SECOS Y SEMILLAS DE SÉSAMO.

68. TORTILLA FRANCESA Y AGUACATE.

69. TOSTADAS DE PAN DE QUINOA CON TAHINA.

70. TOSTADAS DE PAN CON CREMA DE CACAHUETE SIN AZÚCAR.

71. NOCILLA DE NUECES CASERA SIN AZÚCARES AÑADIDOS. http://xn--nutribalan-x6a.es/nutella-vegana-de-nueces/

Comentario Norte Salud: ¿A que no pensábais que un dietista-nutricionista pudiera recomendar nocilla para la merienda? Pues sí, la diferencia está en saber hacerla…

Ana Zurita @AnaliZurita

72. HUMMUS CON PALITOS DE APIO. Ingredientes: garbanzos cocidos, 3 cucharadas de Tahina (aceite de sésamo), 1 limón, 2 cucharadas de aceite de oliva, sal al gusto.

73. TOSTA DE CREMA DE CALABAZA. Ingredientes: 1/3 parte de la cantidad de calabaza, de aguacate, 2 cucharadas de aceite de oliva, sal, 1 ajo, medio yogur blanco sin azúcar.

Comentario Norte Salud: Los palitos de verduras crudas son una genial alternativa para llevar y se pueden combinar con multitud de cosas…

Griselda Herrero @NorteSalud

74. TOSTA DE PAN CON CREMA DE TOFU, CALABACÍN Y CÚRCUMA. Preparación: Saltear en sartén cebolla o puerro con un calabacín en trozos. Añadir cúrcuma. Meter en un vaso todos los ingredientes cocinados junto al tofu. Batir hasta que la textura sea una crema o paté. Untar sobre rebanadas de pan integral. Puedes hacerlo con otros ingredientes (pimiento rojo, aceitunas, etc).

75. MAGDALENAS DE SOJA Y PLÁTANO. Preparación: Mezclar ralladura de limón con plátano maduro machacado. Añadir 2 huevos, 170 g de leche de soja y 170 g de aceite de oliva virgen. Incorporar 250 g de harina integral y un poco de levadura. Hornear a 180 ºC durante 15-20 minutos.

Consejo Norte Salud: Cuando elabores un dulce casero, trata de sustituir la nata por yogur natural sin azúcar, la mantequilla por aceite de oliva, la harina refinada por harina integral y el azúcar por un plátano maduro. Te sorprenderás de lo rico que puede salirte, y sin duda mucho más saludable. En cualquier caso, no hay que olvidar que no deja de ser un dulce (por muy casero que sea)…

Además, Álex Oncina nos ha enviado más opciones desde @granerointegral.
Que eres un apasionado de las tostadas, aquí tienes 7 recetas más:

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

Que por el contrario eres más de copos, el granero también ha pensado en ti:

Gaññetas Niños Nutrición desayuno merienda saludable

O si tal vez te ha llamado la atención el porridge, Jamie Oliver te regala 5 recetas para que seas un experto/a: https://www.youtube.com/watch?t=112&v=ywkEGKXk2cQ

No sé si os habréis fijado, pero todas las recetas que se muestran en este post, aparte de estar recomendadas por grandes profesionales de la nutrición, tienen una pinta excelente. Y, lo más importante, son TODAS saludables. No puedes decir que no te damos alternativas a las galletas o a la bollería… Si a partir de hoy sigues eligiendo la galleta para ti o para tu hijo, no será por falta de ideas!

#DiNoalasSaurus #DiSiatuSalud

Si te ha gustado este post, y quieres saber más sobre la historia de las DINOSAURUS, te recomiendo:

El cuento de Julio sin miedo por Julio Basulto
5 preguntas y 30 mensajes a la AEP por Lucía Martínez
Si las galletas son malas, ¿qué le doy de desayunar al niño? por Lucía Martínez
La bollería industrial se disfraza de galleta infantil por Lucía Martínez y Laura Saavedra
Carta abierta a la AEP por Palmerasdefrutas
Opinión de nutrisfera sobre el sello AEP por Nutrisfera
Respuesta al comunicado de los pediatras sobre las galletas por Muscleblog
Por dónde comenzar mejor que por el desayuno, por Catalina Prieto
Trick or treat por Catalina Prieto
Pastitas de plátano y avena, por Silvia Romero

menu saludable selwo

Menús saludables, el timo de la estampita

Este fin de semana hemos estado con Nora, que pronto cumplirá tres años, en dos parques temáticos de la zona de Málaga. El sábado estuvimos en el primero y, precavidos, nos llevamos la comida preparada (o semi preparada, mejor dicho, porque lo llevábamos todo excepto el pan, que lo compramos antes de entrar). Así que, cuando nos pareció, buscamos un banco a la sombra, sacamos la barra de pan y el relleno y nos preparamos tres exquisitos bocadillos de tomate, lechuga, queso y salami. De postre, nuestra manzana (a Nora le encantan, bueno como casi toda la fruta), y unas pipas de calabaza por si nos apetecía un tentempié a media mañana. No sé si por lo bien que nos lo estábamos pasando o por el hambre, pero nos sentó de maravilla (hacía mucho tiempo que un bocata no me hacía tan feliz).

Post28_Nora

El segundo día no fuimos tan precavidos, de hecho sólo llevábamos las pipas de calabaza y unas cerezas. Como no habíamos madrugado mucho (los domingos y dormir en un hotel es lo que tienen), la hora de comer nos pilló inevitablemente dentro del parque (y eso que éste era más pequeñito), así que fuimos al restaurante. Lo que yo entiendo por restaurante no tiene mucho que ver con el sitio al que fuimos. Uno, cuando escucha “Restaurante” espera encontrar camareros que te atienden, una carta más o menos extensa, mesas preparadas… Pero no, era un sitio de comida rápida disfrazado: tenías que servirte en tu bandeja, llevarla a la mesa y luego recogerla (que no es que se me caigan los anillos por hacerlo, simplemente me gusta saber a lo que voy). A lo que iba, cuando nos disponíamos a decidir el menú, entre las opciones había un “Menú Saludable”. Allá que se fueron mis ojos rápidamente… De nuevo, un disfraz… Tras esa atractiva frase se escondía una simple ensalada acompañada de bebida (una refrescante imagen de un Nestea al lado) y postre (a elegir entre tarta, postres lácteos y macedonia de frutas en almíbar).

menu saludable selwo(La imagen no tiene los precios actualizados, y es de un primo hermano del parque al que fuimos)

Caemos en el error de asociar saludable con ensalada…. Señores, una ensalada así, simple, no tiene porqué ser saludable. Evidentemente mejor comer verdura que manteca de cerdo, pero como siempre digo, lo importante es la cantidad, la calidad y la frecuencia de consumo de los alimentos (dentro de una elección saludable). Comer pescado, legumbres o cereales integrales puede llegar a ser igual o más saludable que comerse una ensalada sólo de lechuga, tomate y cebolla. Al menos, más equilibrado nutricionalmente hablando. Por otro lado, se asocia saludable a hipocalórico, cuando no tienen nada que ver… De nuevo, las calorías pueden ser de muchos tipos… Podemos elegir una dieta de igual cantidad de calorías (hipo, normo o hipercalórica) a base de alimentos procesados (nada saludable) o a base de mayor proporción de alimentos de origen vegetal como legumbres, verduras, cereales integrales (mucho más saludable).

Post28_menus2 Post28_menus1

Finalmente no pedimos el menú saludable (cuyo precio era de 9,99 €)… Porque otras de las opciones (que no indicaban saludable en su publicidad) lo eran mucho más, por ejemplo el menú de ensalada o gazpacho de primero y pez espada con patatas y verduras cocidas de segundo (por un precio de 14,95€). Si lo comparamos con el menú “fastfood” de burguer o pizza con patatas fritas (por 12,95€), parece que no hay tanta diferencia en precio (otro mito derribado: “la comida sana es mucho más cara”).

Juzguen y reflexionen ustedes mismos. Y no se dejen engañar por la palabra “Saludable”. Les daré un truco: cuanto menos presuma un menú, alimento o producto de ser saludable, más lo será. ¿Han visto alguna vez en la etiqueta del salmón que es rico en omega 3? ¿O en las fresas que contienen alto contenido en vitamina C? Pues eso.

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

 

Finaliza el Curso “Food Science and Nutrition”

La semana pasada finalizó el curso “Food Science and Nutrition”, impartido en 2/3 partes por Griselda Herrero en el International Stdies Abroad de Sevilla. Ha sido una experiencia muy positiva y divertida, compartida con mis 8 alumnas americanas, de diferentes partes del mundo. Se han realizado, entre otras cosas, talleres de cocina española saludable (con intercambio de alguna receta americana, no tan saludable) y talleres de contaminación cruzada y seguridad alimentaria. Gracias a mis chicas: Hannah, Konnar, Cindy, Kathryn, Shelby, Cassandra, Leah y Claire. Y, por supuesto a Pedro y Vicky, por su inestimable ayuda en el ISA.

Curso nutrición americanas