Publicado el

II Jornadas DSP y #SanidadDesnutrida

Jornadas dietietica sin patrocinadores

Ha sido un fin de semana intenso y productivo, a la vez que agotador, y eso que a la manifestación en contra de una #SanidadDesnutrida no pude asistir en cuerpo (pero sí en alma ;-).

Todo comenzó el viernes a las 5.30 de la mañana cuando sonaba mi despertador (o mejor dicho, mi alarma del móvil). Ducha, preparación del bocata para desayunar (panecillo integral, rúcula, tomate, jamón york y aguacate) y camino a la estación de Santa Justa para coger el AVE. En el tren no me entró sueño, así que aproveché para continuar mi amena lectura del libro “Adelgázame, Miénteme” de Juan Revenga, que compré por Sant Jordi y que llevaba a conciencia para que Juan me lo firmase. Al terminar el segundo capítulo, me dirigí a la cafetería con el objetivo de encontrar algo calentito que acompañara a mi panecillo (un simple descafeinado de sobre o un té). Mi sorpresa, a la par que decepción, fue que tenían la máquina estropeada y no podían prepararme nada caliente (y eso que estaba dispuesta a pagar el desorbitado precio de 1,90 € por un vaso de agua caliente con una bolsita de té). Pero la máquina tampoco funcionaba, aunque la verdad casi mejor porque las opciones no eran nada atractivas (punto negativo para Renfe). Así que, me comí mi delicioso bocatita con un zumo de naranja que me había llevado también.

Jornadas dietietica sin patrocinadores

Las Jornadas de Nutrición

Finalmente, y con el estómago lleno, llego al Hotel Emperador, donde ya habían comenzado las II Jornadas DSP. Me perdí parte de la primera intervención de Alfonso “Muscleblog”, una pena, porque la parte que pude escuchar estuvo muy bien. Le seguía Lucía Martínez (Dime qué comes) que en 15 minutos tuvo la habilidad de contar qué debemos o no debemos hacer para hacer un blog. Lo más importante es que sea tuyo, auténtico, que respetes al lector y que lo hagas porque te gusta, porque quieres contarle cosas a la gente. Yo sigo uno de sus consejos (a pesar de lo que te digan, haz lo que verdaderamente quieras) y mantengo mi manzana sonriente y feliz como logo de Norte Salud… Virginia Gómez, conocida como Virginut o Dietista enfurecida, hizo honor a su nombre y contó todas las cosas que la enfurecen sobre la publicidad engañosa y en muchos casos incluso ilegal, del código PAOS y estrategia NAOS (de 2005, muy actual) que, a día de hoy, y bajo mi opinión, distan mucho de lo que las políticas de salud deberían hacer para conseguir una sociedad saludable y educada alimentariamente y se aleja totalmente de que estas políticas de salud no estén apoyadas (por no decir reguladas) por la industria alimentaria, eso por no hablar de que no hay ningún dietista-nutricionista en ninguno de los organismos oficiales que promueven estas políticas de salud (PAOS, NAOS, AECOSA, etc.), pero sí personas con conflictos de intereses. Para cerrar el primer bloque, Adriana Duelo nos contó su proyecto con pacientes con déficit de DAO (una enzima que metaboliza la histamina liberada por los alimentos, eliminándola), en el que han visto efectos positivos de una dieta baja en histamina y suplementación con la enzima DAO.

Tras un breve descanso, en el que por fin pude tomarme esa bebida calentita (finalmente pedí descafeinado de sobre en un bar en el que, por cierto, el camarero era un poco borde), tuve la suerte de escuchar a Óscar Picazo, al que conocía virtualmente pero nunca nos habíamos visto en persona (todo un placer, Óscar).  Su intervención fue más una invitación a la reflexión (que hace mucha falta, incluso aunque uno piense que conoce la situación desde dentro, a veces ciertos datos son desconcertantes, como que España gastó en 2012 el 9% del PIB en el tratamiento de enfermedades mientras que sólo invirtió el 0,1% en prevención de enfermedades transmisibles). Alarmante, a la vista de los datos sobre la importancia de la alimentación y el estilo de vida en la prevención de la mayoría de patologías.
Carlos Ríos y Rubén Murcia nos deleitaron con un duelo de titanes sobre el balance energético. Muchas publicaciones a favor y en contra… Hablaron sobre las dietas equilibradas y variadas (cuidado, que no todas las calorías con iguales y que la calidad de la dieta es más importante que la cantidad; mismas calorías, dietas diferentes, como les explico siempre a mis pacientes), de los alimentos buenos o malos (¿existen?, pues depende. Yo creo que sí hay alimentos malos, pero que todo depende de la frecuencia y la cantidad en la que lo consumas. ¿Un donut es malo? Pues hombre, yo no lo recomendaré jamás, pero si te comes uno al año, la verdad es que no creo que te haga mucho mal si durante el resto del año has incorporado frutas, verduras y cereales integrales, por ejemplo, en tu alimentación diaria. Todo es relativo, y hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de enviar mensajes a la población).
Alfonso Méndez, el único psicólogo de la sala, y al que admiro desde hace muuucho tiempo (Alfonso, ¿recuerdas cuando contactaste con Norte Salud para poder colaborar juntos? Qué pena que vivamos a 500 km y no podamos colaborar con más frecuencia!!), y que finalmente pude conocer también en persona, nos habló de la importancia que tiene la presencia de un/a psicólogo/a en el tratamiento de pérdida de peso. Nos explicó, de forma sencilla y clara, cuáles son los sistemas que conforman al ser humano: cognitivo, emocional, fisiológico y la conducta abierta, para que se pueda entender el por qué no se debe desligar la mente (y toda su complejidad) del paciente cuando abordamos una intervención nutricional. Resulta detrás de un paciente que no es capaz de seguir las pautas que se les proponen, hay emociones, y pensamientos que se deben trabajar para favorecer la adherencia al tratamiento y la consecución de los objetivos. La alianza terapéutica es crucial para entender y ayudar al paciente en todas sus magnitudes. Así lo entiendo yo, y así lo hacemos en Norte Salud.
Carlos Martín continuó con una intervención sobre la Globalización, a la que se suele olvidar, pero que no deja de ser importante y algo a tener en cuenta. La emisión de carbono de los productos procesados es mucho mayor que la de los productos de origen vegetal. Un factor más para evitar su consumo.
A Carlos le prosiguió Pablo Zumaquero con una ilustradora muestra sobre comparaciones de alimentos procesados que nos venden como la panacea y alimentos frescos que contienen mucha más cantidad de esa panacea que la que pagamos por comprar el dichoso alimento “enriquecido”. El objetivo es que seamos capaces de orientar e informar al paciente para que, finalmente, éste decida con libertad, pero con conocimiento de causa.
La penúltima intervención de la mañana fue la de Juan Carlos Montero, que nos habló de Alimentacción y de la necesidad de la cooperación internacional (y nacional) en el ámbito de la nutrición. Hay que dar una vuelta de tuerca y no sólo donar alimentos a los que los necesitan, sino también dotarles de las herramientas necesarias para que ellos mismos puedan obtener los alimentos que tengan más a mano en función de su situación económica, física y social.
Cerró la mañana mi querida Mª José Tenedor, que nos ilustró sobre los errores que un emprendedor no debe cometer (al estilo Sergio Fernández, pero con su peculiar toque alegre y risueño) mientras nos contaba las experiencias que la han llevado hasta donde ahora se encuentra y de las que, siempre, siempre, se aprende. Uno debe saber quién es realmente para saber qué puede ofrecer (y esto va mucho más allá de los títulos), y lo más importante para mí es creer en uno mismo, en su idea, en su proyecto. Si crees en ti y en tu producto, la probabilidad de éxito es muchísimo mayor. Y si encima haces lo que te apasiona, con una actitud positiva y segura, el éxito está casi asegurado!

psicología nutrición divulgación actividad física
Alfonso, Griselda, Juan y Bárbara

Antes de irnos a comer, y de que Juan se me escapara, le pedí que me firmara su libro (ya casi terminado y lleno de anotaciones y frases subrayadas, como me gusta leer un libro!, cuantas más anotaciones, más me ha gustado…). El tiempo de la comida la compartimos Mª José, Alfonso, Bárbara y yo, con una deliciosa ensalada con queso y frutos secos que me sentó fenomenal! Y una amena e interesante conversación, como no podía ser de otra forma, dada la compañía. Me llamó la atención, aunque me decanté por la ensalada, que podía elegir un bocadillo de Lidia Folgar de Masterchef, nuestra compañera Lidia!!

Masterchef bocadillo nutrición comida
El bocata de Lidia Folgar

Con el estómago lleno nos disponíamos a comenzar la segunda parte de la jornada. Aitor Sánchez, responsable de romper el hielo, tenía la difícil tarea de mantener nuestra atención mientras nuestra sangre se agolpaba en el estómago para hacer la digestión… Y lo hizo genial. Nada mejor (y esto también pasa con los alumnos) que hacer participar a la audiencia para que no se quede dormida!!! Nos ilustró con (difíciles) casos prácticos sobre ética y deontología. Una tarea nada sencilla dar una ponencia sobre el código deontológico (fundamental conocerlo para ser excelentes en nuestra profesión) y que nadie ronque en la sala….

Las jornadas terminaban con las mesas redondas (aunque en realidad no había mesas, sino que nos sentamos en círculos). A mí me interesaban todas, la verdad (Cáncer, Mitos, Deporte…), pero finalmente me apunté a la de Veganos, con la intención de intercambiar y aprender. Y cumplí mi objetivo. Mireia moderaba mi mesa, ella es vegana y nos dio algunos consejos sobre dónde comprar determinados alimentos, por ejemplo. Tras una hora de comentarios acerca de las diferentes formas de vegetarianismo, posibles déficits nutricionales y cómo solventarlos, cómo ofrecer información al vegano, porqué los veganos no comen huevos ni lácteos, aspectos culinarios (teníamos un cocinero en la mesa) y resolver algunas dudas (también había un casi-frugívoro), se pusieron en común los resultados de todas las mesas (en la mía me tocó de portavoz). Clausuramos las jornadas, con un éxito ejemplar (150 asistentes y 182 personas en lista de espera!!!) y se procedió a la asamblea informal de DSP. Con ganas de seguir participando (y de forma activa) en este tipo de eventos y asociaciones, tuve que coger el metro hacia Atocha para coger mi AVE de vuelta a casa. Mi pequeña de casi 3 añitos me esperaba… Esa es la razón por la que no pude asistir a la Manifestación que tuvo lugar el domingo, aunque el apoyo lo hice desde la distancia (y a través de las redes sociales).

                       Sanidad Nutrición ManzanaManifestación Sanidad Nutrición Dietética

Luchando por una Sanidad más Nutrida

Esta manifestación fue convocada hace bastante tiempo, desde Dietética Sin Patrocinadores, con el objetivo de reivindicar la necesidad de que los dietistas-nutricionistas y los técnicos en dietética estén presentes en la Sanidad Pública y lo hagan con el peso que les corresponde (digo esto porque los técnicos sí tienen hueco actualmente en la sanidad pública, aunque no se los tiene en cuenta en ningún área que no sean las Unidades de Nutrición o similares, en caso de que los haya). Y, ¿por qué debemos luchar contra esta #SanidadDesnutrida? Pues por una sencilla razón, porque con la presencia de profesionales sanitarios que se ocupen de la correcta alimentación y nutrición de los pacientes (o futuros pacientes) tanto en asistencia primaria como hospitalaria, los costes actuales de sanidad disminuirían en gran medida. La mayor parte de enfermedades tratadas actualmente (cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades metabólicas o dislipemias, etc) son consecuencia, entre otros aspectos, de una alimentación inadecuada. Además, muchas de ellas pueden mejorar o incluso revertir con un correcto tratamiento dietético, por lo que el gasto en medicamentos también decaería.

Conocí una vez a una chica, Malena, que podía acceder a los mejores colegios (públicos), donde el nivel académico era altísimo. Estudió una ingeniería y, al poco de terminar, cuando había iniciado su camino profesional en una empresa líder en el sector, le detectaron un tumor. Su médico de cabecera la derivó a una compañera dietista-nutricionista para que le hiciera una evaluación dietético-nutricional, además de realizarle pruebas físicas. La intervinieron de urgencia y comenzó con el tratamiento pocos días después, en el propio hospital: dietoterapia, radioterapia y terapia psicológica. Pasados unos meses, el tumor había remitido. Continúa realizándose revisiones de forma periódica, incluyendo pruebas clínicas y pautas dietéticas, y a día de hoy, 5 años después, no ha vuelto a tener ningún síntoma. Ahora quiere quedarse embarazada y ha empezado a ver a su dietista-nutricionista, quien la visita en su centro de salud (público). Posiblemente Malena tenga un bebé sano y éste, que realizará sus seguimientos en el mismo centro de salud, crecerá en un ambiente de promoción de salud y prevención de enfermedades, ya que su dietista-nutricionista le enseñará a alimentarse de forma saludable. ¿Le pasará lo mismo al bebé de mi amiga Fabiola, que nacerá en octubre? Pues, por desgracia, no. Ni a él, ni a su madre, ni le pasó a mi madre cuando le detectaron el cáncer de riñón. Y es que Malena vive en Finlandia y nosotros en España. Los últimos gobiernos españoles no hacen más que decir que tenemos que ser como Finlandia en educación. ¿Queremos ser como Finlandia? Seámoslo también en sanidad, en prevención de enfermedades, en menor gasto público sanitario y mayor inversión en políticas preventivas. NO A ESTA #SANIDADDESNUTRIDA. Seamos como el resto de países pioneros en Europa, en lugar de quedarnos a la cola… Necesitamos la presencia del dietista-nutricionista no sólo en el hospital, sino también en atención primaria, en educación pública (con asignaturas de nutrición impartidas por profesionales), en los gobiernos que gestionan políticas alimentarias. Los dietistas-nutricionistas tenemos mucho que ofrecer, mucho que aportar y mucho que prevenir a esta sociedad!!

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Publicado el

Jornadas #CODINAN15N

Después de varios meses de trabajo, de mucho trabajo, finalmente puedo decir que todo salió genial y que mereció la pena el esfuerzo de los dos últimos meses. Aunque ninguna de estas palabras podrían haberse escrito de no ser por la gran aceptación por parte de los asistentes (de hecho, hubo que cerrar las inscripciones por superar los límites esperados y el aforo de la sala) y por los excepcionales ponentes que han formado parte de las I Jornadas #CODINAN15N.

Post Jornadas_1Post Jornadas_2

Todo estaba preparado el sábado a las 9h en el Hotel M.A. Puerta de los Aljibes de Granada, donde ya repetíamos jornadas, aunque anteriormente desde la asociación (Adunda). Los asistentes empezaban a impacientarse en la sala, tras recoger sus acreditaciones. Una vez dentro, Pablo A. López, vocal de Codinan, inauguró las Jornadas dando paso al comienzo del primer bloque: Nutrición Deportiva. La cosa empezaba fuerte con la primera mesa redonda. Joaquín Rasco, entrenador nacional de fútbol, rompió el hielo hablando de la importancia que tienen los dietistas-nutricionistas en los equipos técnicos deportivos, principalmente en el fútbol. Según Joaquín, sólo el 30% de los equipos de primera división tienen D-N en sus cuerpos técnicos. Y si todos parecen opinar que somos imprescindibles en un equipo deportivo, ¿porqué ese 30% no es un 100%? ¿Es una cuestión económica? ¿Una cuestión de desconocimiento? ¿Qué papel tenemos los dietistas-nutricionistas aquí? Quiero hacer un guiño a mi compañero y amigo Pablo, moderador de la mesa redonda, que afirma que “el partido de fútbol comienza en la mesa”, así que trabajemos para que en poco tiempo no se conciba un deportista o un equipo sin un dietista-nutricionista. A continuación, Bárbara Sánchez, dietista-nutricionista del Club Atlético de Madrid Féminas, contó su experiencia en un equipo de fútbol femenino, sus dificultades al entrar en el cuerpo técnico y cómo han ido evolucionando las jugadoras con el tiempo. Me encantó una de sus frases: “igual que entrenas todos los días, come bien todos los días”. Cerró la mesa redonda Juan José Morillas, dietista-nutricionista especialista en nutrición deportiva y ex-jugador del Real Murcia. Su experiencia como nutricionista deportivo y jugador de fútbol se hizo notar en su ponencia sobre antropometría y rendimiento deportivo. Según Morillas, en el fútbol no es necesaria la suplementación puesto que se puede llegar a los requerimientos mediante la dieta, controlando el porcentaje de grasa debido a su íntima relación con el rendimiento deportivo. Tras la mesa redonda, el D-N y profesor de las Universidades de Alicante y Murcia, José Miguel Martínez Sanz, cerró el bloque de nutrición deportiva con una ponencia sobre la planificación alimentaria en eventos de resistencia.

Post Jornadas_3

Tras una pausa para el café, del que por cierto mejor no hablar (no está bonito decir que en una jornada de dietistas-nutricionistas los únicos alimentos que acompañaban el café o zumo eran bollería; para la próxima no volverá a ocurrir), dio comienzo el bloque de Restauración Colectiva, moderado por Luis J. Morán y Beatriz Arévalo. Alejandra Rivero, dietista-nutricionista experta en evaluación de menús de comedores escolares, explicó las estrategias internacionales, nacionales y autonómicas que regulan los comedores escolares, así como el proceso de evaluación que realiza la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía de los menús de nuestros pequeños en edad escolar. Esta regulación sólo se extiende a los colegios públicos, por lo que ni las guarderías ni los colegios concertados o privados se rigen por esta normativa. Desconozco de quién es la competencia al respecto, aunque creo que la Junta de Andalucía debería tener un gran peso en este sentido. En cualquier caso, ¿qué pasa con todos esos niños que no asisten a un colegio público o que son menores de 3 años? Y más aún cuando se sabe que los menús de los comedores de colegios concertados y privados son, nutricionalmente hablando, de peor calidad que los de los colegios públicos. ¿Y qué pasa después del colegio? A partir de entonces, ¿ya no es necesario ningún tipo de regulación o educación alimentaria?

Cambiamos de tercio y pasamos a las residencias de mayores y a las adaptaciones necesarias para que este colectivo cumpla con los requerimientos nutricionales, de la mano de Maider Pellejero, dietista-nutricionista de Serunión. Aprendimos mucho sobre recetas adaptadas, texturas modificadas y valor nutricional en edad avanzada. Parecía todo sencillo, aunque no lo es, pero ¿qué pasa cuando la empresa de catering impone al dietista-nutricionista determinadas condiciones y el menú no cumple con las recomendaciones nutricionales? A veces trabajar para una empresa de restauración colectiva puede suponer comprometer ciertas cuestiones profesionales. La mesa redonda finalizó con la intervención de Jesús Valladares, abogado del colegio profesional Codinan. Su lenguaje cercano facilitó la comprensión de ciertos términos legales relacionados con el marco legal del D-N en restauración colectiva.

Post Jornadas_4

Tras una excelente aunque corta comida con el resto de la junta directiva y los ponentes, comenzamos con algo de retraso el último bloque sobre Nutrición Clínica, formado por una mesa redonda y una ponencia. Para evitar que nadie se quedara dormido mientras el estómago se atribuía gran parte del torrente sanguíneo, y de forma totalmente estratégica, Mª José Tenedor, dietista-nutricionista, emprendedora y optimista vital (como se hace llamar), realizó la primera intervención poniendo las pilas a los asistentes y lanzando un mensaje de motivación. Creamos en nosotros mismos, somos el futuro y tenemos mucho más trabajo por delante del que podemos abarcar. Trabaja con pasión, el motor que mueve el mundo, compromiso para seguir en el camino y obtener un objetivo claro, y amor, para vencer al miedo. Todos tenemos un gran potencial que debemos aprender a desarrollar en forma de ideas. Está claro que algo estamos haciendo mal, porque cada vez hay más dietistas-nutricionistas y la obesidad va en aumento. Hay que cambiar el enfoque, la estrategia. No estamos solos y debemos colaborar con otros profesionales sanitarios para poner en común nuestros conocimientos y avanzar juntos en una misma dirección. Después de esta reflexión personal y de los polvitos mágicos que Mª José distribuyó por la sala, Javier Butragueño, licenciado en INEF, técnico del Laboratorio de Fisiología del Esfuerzo y cofundador del Centro Pronaf, consiguió levantar a los casi 200 asistentes de sus asientos en una gran ovación/actividad física. En mi opinión personal, fue una de las mejores ponencias (a escasa diferencia del resto en calidad). Me llamó la atención lo importante que parece controlar las horas en las que se hace ejercicio dado que el sueño no te permite ser eficiente y puesto que en función del momento en que realicemos actividad física deberíamos comer de manera diferente. En cualquier caso, es muy llamativo que a los 3 años de perder peso, éste se recupera. Me ratifico en que algo estamos haciendo mal… Para finalizar la mesa redonda, Ana Rosa Sepúlveda, psicóloga profesora e investigadora en la Universidad Autónoma de Madrid y experta en programas de prevención de trastornos de la conducta alimentaria y obesidad en adolescentes, nos dio su perspectiva psicológica y familiar en el gran problema de la obesidad. Una mesa redonda, como su propio nombre indica, puesto que abordamos el tratamiento de la obesidad desde tres aspectos fundamentales: nutrición, actividad física y psicología. Dejemos de pensar que la obesidad es un problema dietético, porque no lo es. Hay mucho más detrás de este trastorno, como en la mayoría de trastornos asociados a la alimentación. Es necesario un trabajo interdisciplinar y colaborativo.

Para finalizar las jornadas, David Manrique, licenciado en farmacia y Project Manager de Ashfield Commercial & Medical Services, gran conocedor del mundo bacteriano, nos ilustró con una excelente ponencia sobre microbiota y nutrición. Las bacterias de nuestro organismo ejercen muchos más efectos de los que imaginamos. Pero, ¿la microbiota es causa o consecuencia de determinadas enfermedades (cada vez más), como la obesidad? Pues no se sabe en realidad, por eso se convierte en un tema tan apasionante. Aunque es cierto que las alteraciones de la microbiota pueden modularse por diversos mecanismos como los antibióticos (generalmente la empeoran), los prebióticos, simbióticos y probióticos y el trasplante microbiano fecal, que se está aplicando recientemente en determinadas infecciones.

Post Jornadas_5

Tuve la suerte de moderar este bloque, que a pesar de ser el último mantuvo la atención e interés de los asistentes en todo momento.

Sólo me resta dar las GRACIAS a todos, asistentes (algunos hicieron viaje de ida y vuelta en el día desde Sevilla, muchos de ellos ex-alumnos y actuales alumnos, lo cual me encanta porque considero fundamental que tengan interés por este tipo de eventos), ponentes (excepcionales, cercanos y que crearon un ambiente distendido y divertido durante los dos días que compartimos) y resto de la junta de gobierno de Codinan. Reencontrarme con viejos amigos, conocer a nuevas personas y disfrutar de una ciudad como Granada han hecho que estas Primeras Jornadas de Codinan dejen el listón muy alto para la II edición… Pero seguiremos trabajando para mantener el nivel!

Post Jornadas_6

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”