Publicado el

¿Qué opinan los psicólogos de la Psiconutrición?

Este es el primero de una serie de posts sobre psiconutrición y la visión que tienen sobre ello diferentes profesionales.

La palabra “Psiconutrición” es muy usada actualmente para nombrar al trabajo conjunto de la disciplina nutricional y la psicología; y como sabéis desde Norte Salud Nutrición seguimos esta línea de trabajo y uniendo fuerzas con otros profesionales ( actividad física, cocinero, médico…).

pSICONUTRICIÓN

Hemos hablado muchas veces en el blog y en las redes sobre Psiconutrición, sin embargo, me preguntaba qué opinan diferentes psicólogos (especialistas y no especialistas en este campo) sobre este concepto.

Para ello, he contado con la colaboración de 3 compañeros psicólogos:

El primero con el que contacte es Alfonso Méndez. (@alfon_mendez)

Para quien no lo conozca (no sabéis lo que os perdéis) Alfonso es director de la unidad de Obesidad y Sobrepeso en el centro CENTTA. Tiene un Máster en Terapia de Conducta y un Máster en Nutrición y Dietética para la promoción de la salud. Sin olvidar lo más importante, es un apasionado de este ámbito de trabajo.

En segundo lugar, y motivada por la lucha a favor de la evidencia científica en Psicología, contacté con Sergio García Morilla, psicólogo y Máster en Psicología Clínica y de la Salud. Forma parte del equipo de Psicosalud en Tenerife.

Por último (y no menos importante) contamos con la opinión de Cecilia Ruano, psicóloga Sanitaria, Máster en psicología clínica Legal y Forense, Máster en Terapia Familiar Sistémica y una amante de la antropología. Cecilia nos ofrecerá la opinión desde un punto de vista externo al trabajo de la psiconutrición. La podéis encontrar  también en su web.

Vamos a hablar hoy de Psiconutrición, pero ¿qué es la Psiconutrición?

Nuestros tres psicólogos coinciden en el hecho de que la Psiconutrición va más allá de la exclusiva terapia nutricional. Alfonso señala que “es un nuevo enfoque que se engloba dentro de un equipo interdisciplinar, ambas disciplinas trabajando conjuntamente, y que consigue mejores resultados que ambas por separado.” Por otro lado Sergio matiza las labores del psicólogo en este equipo señalando que “es la disciplina científica encargada de ayudar a la persona a identificar, analizar y gestionar adecuadamente todos sus procesos psicológicos, emocionales y conductuales que estén relacionados con la implementación o mantenimiento de unos hábitos alimentarios saludables.”

Imagen PsiconutriciónEs importante señalar, que la Psiconutrición implica también un aprendizaje del trabajo conjunto entre los profesionales de la nutrición y la psicología. Como bien ha señalado Alfonso, se trata de un trabajo “interdisciplinar”, donde es necesaria una comunicación constante y un trabajo conjunto hacia una misma dirección, sabiendo detectar señales de alarma, realizando reuniones periódicas y profundizando en todo aquello que rodea y afecta a la problemática de la persona.

Hablamos de psicología, emociones y comida, pero ¿cómo influyen las emociones en nuestra forma de alimentarnos?

 Alfonso se remonta al nacimiento y nos cuenta que “la relación entre las emociones y la alimentación se establece en el momento que venimos al mundo. A partir de ahí, y a lo largo de nuestras vidas vamos formándonos una relación que puede llegar a estar mal establecida. Aprendemos a callar expresiones emocionales negativas con una conducta gratificante como el comer ciertos tipos de alimentos, después con cada intento, potenciamos esa relación y la perpetuamos.”

Desde que nacemos (tal como señala Alfonso) y a lo largo de toda nuestra vida las emociones juegan un papel muy importante en la formación de asociaciones con la comida. Además, como ya hemos comentado en otras ocasiones, el ambiente que nos rodea fomenta este tipo de asociaciones a través del cine y /o la publicidad, donde se señala en muchas ocasiones que comer ciertos productos hará que se reduzcan las emociones negativas o bien que estos productos sirven para celebrar y festejar las emociones positivas. Puedes leer más información sobre publicidad emocional en este artículo.

Por otro lado, comer de forma compulsiva también se relaciona principalmente con síntomas de ansiedad y depresión. Sergio señala que “Debemos identificar qué emociones  experimenta la persona cuando se alimenta. Antes de comer (p.ej ¿come por hambre, aburrimiento, ansiedad o malestar?), durante la comida (p.ej. ¿disfruta del momento o lo hace de forma impulsiva?) y después de las comidas (p.ej. ¿se siente satisfecha y tranquila o culpable y nerviosa?). Si estas emociones suponen un problema para su bienestar o un hándicap para alcanzar nuestros objetivos, el trabajo en emociones puede ser clave para el éxito terapéutico.”

Por tanto, para realizar esta labor es necesaria la figura del Psicólogo dentro de la Psiconutrición,  pero ¿qué funciones desempeñamos los psicólogos en este campo?

Cecilia señala que “El papel de psicólogo en este ámbito es fundamental, para poner énfasis en lo que consiste realmente una vida saludable (no en estar delgado por ejemplo, sino en estar sano) ayudando a combatir las ideas irracionales, mejorando vínculos, etc.)”. Sergio matiza lo anterior dando especial importancia al “análisis en profundidad de cómo la persona se relaciona con la alimentación (pensamientos, emociones y conductas) y ayudándole a detectar y gestionar problemas en estas áreas que le impiden tener una alimentación saludable.”

Como vemos, el papel del psicólogo en el abordaje de paciente a través de la Psiconutrición (no sólo en casos de pérdida de peso como suele pensarse, sino en muchas otras situaciones) es primordial en muchos de los casos. Desgraciadamente y como comenta Alfonso: “a muchos les cueste aún ver esta relación tan clara” a pesar de que “se trata al fin y al cabo de modificar una conducta, en este caso la forma de relacionarse con la comida, y en eso los psicólogos tienen mucho que aportar.”

Ya sabemos lo que es la Psiconutrición y los motivos por los cuales la figura del psicólogo cobra gran importancia, pero ¿qué hacemos o cómo trabajamos los psicólogos en Psiconutrición?

Cecilia destaca la terapia sistémica de familia como parte importante a tener en cuenta: “me parece fundamental la terapia sistémica de familia, al menos tener sesiones conjuntas en el proceso en la medida de lo posible, pues pacientes con trastornos de alimentación necesitan comprensión desde su entorno y apoyo y  gran parte de las veces son consecuencias de disfunciones en el sistema familiar”.

Sergio por su parte se centra más en “varios pilares importantes, entre ellos la reorientación de los procesos motivacionales de la persona hacia una visión menos cortoplacista, ya que sabemos que en la obesidad, por ejemplo, los resultados tardan en llegar. Una buena forma de hacerlo es mediante el trabajo centrado en valores.”

Como me habréis escuchado decir muchas veces, el enfoque cognitivo-conductual es el que presenta mayor respaldo y evidencia científica sobre su efecto en el tratamiento de la obesidad. A este respecto, Alfonso señala que “a partir de un prisma cognitivo-conductual y atendiendo a los aspectos emocionales, destacaría varias: Comenzando con la auto-observación, el control estimular, la resolución de problemas, continuando con la imagen corporal, el cambio cognitivo, y finalizar con la prevención de recaídas. “

Como vemos, son diversas las situaciones que pueden llevar a una persona a necesitar un enfoque interdisciplinar en el tratamiento para el cambio de hábitos. Una de las situaciones que nos podemos encontrar es el llamado comer emocional.

¿Cuál es el perfil o las características que se consideran más habituales en personas que presentan comer emocional?

Cecilia nos destaca que se trata de “individuos muy exigentes que expresan poco sus emociones, intentan ser aparentemente fuertes, guardan mucho dolor en su interior ya sea por dificultades de distinta índole, que intentan llevar por sí solos y cuando se ven sobrecargados comen emocionalmente para paliar la ansiedad que este tipo de cuestiones le provocan”. Pero, ¿es igual comer emocional que comer con ansiedad? La respuesta es No. Tal y como señalan Alfonso y Sergio, las emociones negativas suelen generar comer emocional; Sergio concretamente nos comenta: “Cuando una persona sufre malestar (tristeza, sensación de vacío, aburrimiento, ansiedad o angustia) puede encontrar alivio a través del acto de comer y de esta forma la comida se convierte en una conducta que la persona hace cada vez que se vuelve a encontrar mal (reforzamiento negativo). Esto ocurre porque, generalmente, estas personas no cuentan con estrategias o herramientas de gestión emocional adecuadas. Suelen presentar un perfil evitativo en relación a estas emociones negativas y no saben o no son capaces de llevar a cabo conductas alternativas a la ingesta más adecuadas para el alivio de ese malestar”.

Por otro lado, las emociones positivas también se asociación a situaciones de comer emocional (Macht, Haupt, y Salewsky, 2004).

Después de todo lo anterior, ¿Cómo podemos potenciar el reconocimiento del papel del psicólogo en el tratamiento de la obesidad?

Sergio y Alfonso coinciden en la necesidad de la divulgación. Alfonso concreta: “con divulgación, buscando aliados en los propios dietistas-nutricionistas y hacerles ver la importancia de nuestro campo en la modificación de la conducta, en este caso, conducta alimentaria. Mostrando y enseñando ejemplos de casos de éxito, fomentando encuentros donde se acerque la psicología a todos y que ayuden a romper el tabú que para muchos supone el acercamiento a esta disciplina.” Alfonso ya empezó con este camino, junto a Mª José Tenedor, buscando el acercamiento entre profesionales y siendo uno de los pioneros en la creación de la llamada “TeamPropuesta”, que ya se ha celebrado en 3 ocasiones.

Cecilia nos recuerda la falta de formación especializada que tenemos los psicólogos en esta temática señalando que “es necesario crear formación especializada y reglada en el terreno” y además “elaborar programas de difusión para su prevención y para la adopción de hábitos saludables no sólo desde el punto de vista de la nutrición, sino desde el punto de vista de la salud mental. “

Sobre todo, es muy importante normalizar la figura del profesional de la psicología y eliminar las barreras que aún existen con esta profesión en los temas alimentarios. Para ello es necesario que se divulgue pero no sólo para llegar a los profesionales con los que tenemos que formar equipo, sino para acercarnos a la población general y que conozcan que eso que llevan haciendo toda la vida y con lo que no han obtenido resultados, quizás se deba a que nadie les ha ayudado a enfocar de forma adecuada el problema.

Y de eso se trata este post, de que se conozca de lo que estamos hablando, de que sepamos qué hacemos y por qué lo hacemos.

Cristina Andrades

Quiero agradecer la participación a los tres compañeros que han dedicado su tiempo a este post, así como su generosidad por ofrecernos su opinión al respecto.

Publicado el

SOS: Necesitamos nutricionistas

Querido dietista-nutricionista y/o técnico en dietética: necesitamos tu ayuda.

Hoy escribo como psicóloga y en nombre de algún que otro compañero que también trabaja en este campo… y mando este mensaje de “SOS” a los profesionales que participan de alguna u otra forma con pacientes que desean perder peso, ganar peso y mejorar en salud a través del cambio de hábitos.

Ayuda

Necesitamos vuestra ayuda. La psicología continúa siendo un campo de trabajo que muchas personas miran con “recelo”, son demasiadas las veces en las que aún se escucha la frase “el que va al psicólogo es porque esta loco” y argumentos similares. Romper con este tópico es algo por lo cual llevamos luchando muchos años; sin embargo, como todo en esta vida, no es una tarea que podamos hacer solos y necesitamos la ayuda de otros profesionales.

Voy a centrarme en el campo de la nutrición y los problemas relacionados con la alimentación…

¿Cómo podemos empezar a introducir la figura del psicólogo en las consultas de nutrición?  Vamos a ver los 10 aspectos que me parecen más importantes.

  • Recalca la importancia del cambio de hábitos. De esta forma, podrás señalar que a veces cambiar algo que hemos realizado durante un largo periodo de tiempo, puede resultar difícil y necesitamos una ayuda extra que nos permita prepararnos para el cambio y afrontarlo.

Nueva vida nuevos hábitos

  • Es importante que recuerdes que la persona que tienes frente a ti es la principal responsable de su cambio. Si observas que presenta un control externo, es hora de trabajar en la consulta de psicología para devolverle el control a él/ella. Frases que te pueden ayudar a observar posible control externo:
    • Nerviosismo si las pautas entregadas no son pautas cerradas y si él o ella tiene que organizar dichas pautas por su cuenta
    • Estrés al pensar que no será pesado/a ese día en la consulta
    • Engaños en la consulta, ocultar información…
    • Desorganización ante acontecimientos inesperados que desajusten las pautas establecidas en consulta
    • Sensación de prohibición de alimentos
  • ¡Cuidado con la palabra adicción! Hablar de adicción a la comida de forma exclusiva y excesiva puede hacer que la persona sienta que pierde control y por tanto también pierda responsabilidad en el cambio.

 

  • No vuelques toda la atención a la bajada de peso y/o los cambios corporales. Señala los cambios de hábitos y pequeños progresos conseguidos en referencia a la compra, la cocina, la organización, el ejercicio…
  • Elabora una primera entrevista completa (puedes elaborarla con la ayuda del equipo) de forma que puedas encontrar señales de alerta que indiquen la necesidad de una intervención psicológica. Por ejemplo:
    • Conducta de alimentación desde la infancia: ¿comía bien?, ¿comía en familia?…
    • ¿ Como ha variado su peso a lo largo de la vida?
  • Presenta la figura de psicología como parte de tu EQUIPO. Es importante que el paciente reconozca al psicólogo como un miembro más y no como un componente al que se acude en casos desesperados.

imagen norte salud

  • Si la persona te conoce en primer lugar, presenta la figura de psicología de tu mano. Él o ella tiene la confianza en ti, y ahora debe de comenzar a confiar en un nuevo profesional. Presentarlo a través de ti, ayudará a que se sienta más cómodo y relajado.
  • ¿Sabes cuáles son las funciones de tu psicóloga/o y cómo trabaja? Si la respuesta es “no”, debes tener una reunión conjunta de forma URGENTE. Si ni siquiera tú sabes cómo podría ayudarte y cómo es su forma de trabajar, entonces, no puedes pretender que los pacientes acepten y entiendan por qué les aconsejas que los vea también el psicólogo/a.
  • Mantén reuniones periódicas con los profesionales con los que colabores. Es importante mantener una comunicación fluida y continuada; y no, no vale sólo por teléfono (videollamada sí), es necesario ver las caras, los gestos, comentar y compartir materiales y propuestas hasta encontrar la mejor forma de ayudar a los pacientes.
  • Para trabajar en EQUIPO debemos estar preparados a aceptar que no somos capaces de todo, que parte de nuestra profesionalidad radica en saber nuestros límites, que podemos y debemos aprender de los demás y que siempre son mejores 3, 4 o 5 mentes pensando que una sola; aunque esto suponga tiempo dedicado extra y menores ganancias a las consultas. Recuerda estas palabras de Patrick Lencioni:

“El trabajo en equipo comienza construyendo confianza. Y la única forma de hacerlo es superando nuestra necesidad de invulnerabilidad.”

Cristina Andrades

Psicóloga de Norte Salud Nutrición

Publicado el

Vegano en prácticas

Quiero ser vegano pero me acabo de emancipar

Queramos o no queramos, ser vegano está de moda (además de ser una elección personal para muchos, con motivos diversos), y como lo practica mi amigo, mi pareja o mi vecina, pues yo también quiero ser vegano pero, por un lado no estoy muy suelto en la cocina y después, entre los pocos platos que cocino, todos tienen carne, pescado o huevo ¿qué hago?

Con este post, queremos ayudarte en esos comienzos como vegano, ya sea por moda o por convicción,sin olvidar nuestra visión nutricional y siguiendo algunos de los consejos que les damos a nuestros pacientes no veganos como la organización de la nevera y despensa, la planificación del menú o las raciones a consumir.

¿Qué tengo que tener en mi frigorífico?

Antes de responder a esta pregunta, yo me preguntaría “¿qué tengo que comer y cuánto?”. Nosotros utilizamos “Mi Plato Saludable”. También lo utilizaremos cuando vayamos a elaborar nuestro menú semanal.

Post42_Plato

  1. Si observas el plato, el 50% del mismo lo componen las verduras, crudas o cocinadas, alternando entre comida y cena. Que sepamos, las verduras no tienen procedencia animal. Por tanto, ya tenemos el 50% de nuestro menú resuelto.
  2. Un 25% del plato nos indica que tomemos cereales, mejor si son integrales. Aquí nos podemos encontrar con algunas pastas que contenga huevo. Este problema lo resolvemos fácilmente comprando aquellas que no tienen huevo entre sus ingredientes. Encontrarás más opciones sin huevo que con él, sobre todo si utilizas la gran diversidad de cereales que hay además del trigo.
  3. Proteínas saludables. Aquí pueden surgir nuestras dudas, pero son menores de las que pensamos cuando sabemos que las legumbres y los frutos secos también contienen proteínas. Es decir, nuestro principal problema es sustituir 3 alimentos: la carne, el pescado y los huevos.
  4. Alrededor del plato: fruta, agua (recomendamos agua, siempre agua), y aceite (mejor si es de oliva virgen). No hay procedencia animal. Aquí tampoco tenemos problemas.

Sustitutos de la carne y del pescado

Principalmente, legumbres, soja texturizada, tofu y  seitán.

Sustitutos del huevo

Hay varios alimentos que pueden ser sustitutos del huevo, dependiendo de la receta que vayamos a realizar. Para hacer una tortilla podemos utilizar harina de garbanzo y agua. Además,  añadir cúrcuma le da un toque de color amarillo más similar al huevo. Si necesitamos algún alimento que nos sustituya el huevo cocido, podemos utilizar tofu desmenuzado, por ejemplo.

Parece que, viéndolo así, tampoco es tan difícil ser vegano. ¿No crees? Es más una cuestión de conocer nuevos alimentos…

Partiendo del plato saludable como base, ¿cómo organizamos nuestra nevera y nuestra despensa? ¿No crees que nuestra despensa y nevera tendrán que guardar, en la medida de lo posible, algo de concordancia con el anterior plato saludable? Hemos elaborado esta infografía que te ayudará a organizar tu cocina.

Post42_nevera vegana

*Hay distintas formas de organizar una nevera y una despensa. Ésta sólo hace referencia a la cantidad y espacio que debe ocupar pero no ha tenido en cuenta ningún orden en base a la temperatura del frigorífico.

Estoy en el súper y no sé qué tengo que comprar ¿qué hago?

Lo mejor, tanto si eres vegano como si no lo eres, es la planificación de tus menús, de tu despensa y, por supuesto, de tu compra.

Una plantilla semanal en base a la porción de proteínas puede ser una opción, aunque igualmente podemos planificarnos nuestro menú en base a las verduras o a los cereales.

Podemos, por ejemplo, dividir la semana en:

Post42_tabla comidas

En base a la proteína que vamos a ingerir, podemos completar nuestro plato incluyendo el resto de alimentos (verduras y cereales):

 

Post42_Menú semanal

También te puede servir este post que escribí hace poco de cómo circular por un supermercado, aunque vas a tener que poner alguna señal más de prohibido.

Con las anteriores infografías, imagino que tendrás más claro qué alimentos tienes que tener en tu casa, y en qué proporciones. Imagino que tu cabeza estará pensando en ese largo e interminable listado de alimentos que tú crees que faltan, que todo el mundo tiene en sus casas (galletas, bollería, patatas u otros snacks salados, etc.) y que tú pensabas que no desaparecería de tu cocina, ya que sólo se limitaría a la carne, el pescado, el huevo, la leche, la miel y poco más. Estos alimentos que pensabas que seguirían pudiendo estar en tu despensa y que ahora no ves en este post, no es que no aparezcan por ser vegano, sino por ser una persona que quiere  alimentarse de forma saludable.

Sustitutos veganos para adaptar tus recetas tradicionales

A continuación, te dejo un listado con variantes veganas para que puedas adaptar una receta tradicional y te resulte lo más sencillo posible. Sólo tienes que descargar la tabla y colocarla en tu nevera. También te puede servir a la hora de hacer la compra. Existen en el mercado muchos sustitutos de cualquier alimento de origen animal pero este post está dirigido principalmente a principiantes, por lo que prefiero empezar por pequeñas adaptaciones y poco a poco irás descubriendo nuevos alimentos!

Post42_Tabla sustitutos

*Véase los ingredientes para asegurarnos que no contienen leche.

Con esta tabla de sustituciones podrás realizar cualquier receta que conozcas o que te hayan enseñado en casa. Sólo tendrás que sustituir el alimento “a evitar” por uno de los sustitutos. También puedes utilizar estos cambios en cualquier receta de algún libro, blog o amigo.

Es muy, muy fácil, como podrás comprobar. De todas formas, te realizo un ejemplo práctico, por si tienes dudas.

1º. He marcado en rojo las alternativas veganas que hecogido de nuestra lista de la tabla anterior, elegidos para esta receta.

2º. En la elaboración he subrayado los alimentos “a evitar” en una alimentación vegana y sólo tienes que sustituirlos por los ingredientes marcados en rojo en el listado de ingredientes.

Post42_receta adaptada_2

Seguro que te ha resultado fácil sustituir los ingredientes por las opciones veganas. Ahora puedes seguir jugando e intentarlo con otras recetas que hagas habitualmente.

Y si consumo alimentos procesados o con aditivos, ¿debo tener precaución con algo?

Es importante que sepas que existen algunos aditivos alimentarios de origen animal. Te dejo esta lista, que te ayudará a la hora de elegir y de leer las etiquetas. Lo mejor es comprar mayor cantidad de alimentos frescos y de origen vegetal, te ahorrarás tiempo…

Aditivos derivados de animales 
1. E-120 – Cochinilla (colorante “natural”)
2. E-542 – Fosfato óseo (suplemento mineral y/o antiaglomerante derivado de huesos animales)
3. E631 – Inosinato de sodio 5 (potenciador del sabor, derivado de extractos de carne y pescado)
4. E901 – Cera de Abejas (ceras, lustramuebles, velas)
5. E904 – Goma Laca (derivado del insecto coccuslacca)
6. Calcio mesoinositol (productos horneados, gaseosas, verduras procesadas)
7. Hexafosfatos
8. Lactosa
9. Aceite de esperma (obtenido de la cabeza de diversos cetáceos-ballenas)
10. Guanina (aceite de perlas)
11. Albúmina (de la clara de los huevos)

Aditivos de posible origen animal

1. E101 y E101(a)- riboflavina, lactoflavina, vitamina B-2
2. E153 – colorante negro que se obtiene de combustión incompleta de vegetales o grasas animales (prohibido en USA, sólo la versión vegetal es permitida en Australia)
3. E161(b) – luteína
4. E161(g) – cantaxantina
5. E322 – Lecitina (de huevos, aunque también hay de soya)
6. E430, 431, 432, 433, 434, 435, 436 – polioxietilenos (aditivos de la harina blanca provenientes de ácidos grasos)
7. E470(a) – sodio, potasio y calcio de ácidos grasos
8. E470(b) – magnesio de ácidos grasos
9. E471 – glicéridos de ácidos grasos
10. E472(a, b, c, d, e, f) – diversos aditivos de glicéridos de ácidos grasos
11. E473 – sucrosa de ácidos grasos
12. E474 – sucroglicéridos
13. E475 – poliglicerol de ácidos grasos
14. E476 – poligricerol de ácidos grasos de ricino o soya
15. E477 – propilen glicol de ácidos grasos
16. E478 – lactato de ácidos grasos
17. E479(b) – aceite oxidado de soya y de ácidos grasos
18. E482 – calcio lactato
19. E483 – tartrato esteárico
20. E491, 492, 493, 494, 495 – sorbitanos
21. E570 – ácidos grasos
22. E572 – sales magnésicas de ácidos grasos
23. E627 – guanosina
24. E635 – ribonucleótido de sodio
25. E640 – glicina y sales de sodio
26. E920 – hidroclorido de cisteína
27. E1518 – gliceril mono, di y tri-acetato de calcio, y otros saborizantes no especificados

Sé que es imposible de memorizar, por eso te recomiendo que descargues esta infografía en tu móvil y la tengas siempre presente. No se te colara ningún aditivo.

Post42_aditivos

En resumen, si has optado por una alimentación vegana, creo que este post te puede ayudar en tus comienzos. Una vez que te hayas soltado en la cocina, poco a poco querrás probar nuevos platos, con nuevos ingredientes y otras opciones veganas. Podrás encontrar embutidos, quesos, y un sin fin de productos adaptados de origen vegetal. Disfruta de los nuevos sabores y de la magia de descubrir nuevos alimentos!

Y no olvides que una dieta vegana necesita de suplementación sí o sí. Para ello te recomiendo encarecidamente que te empapes de este post y este otro de Lucía Martínez(@Dimequecomes) sobre la detección de déficit de B12, así como éste acerca de la suplementación. En cualquier caso, siempre es adecuado acudir a un dietista-nutricionista para que te oriente.

PD1. Quiero dar las gracias a Lucía por revisar el post antes de publicarlo y aportar su opinión para mejorarlo. Por cierto, me encanta tu nueva foto de perfil 😉

PD2. Este post está dedicado a Marga, por su “veganismo de tirita”.

Alimenta tu felicidad

Publicado el

Sobre “Anas” y “Mias”

Anorexia y bulimia trastornos conducta alimentaria

Hoy día 30 de noviembre celebramos el día  internacional de la lucha contra los trastornos de la conducta alimentaria (TCA).

No hablaré de datos, ni de porcentajes, ni de estadísticas….esta información la disponemos a golpe de click.

Aprovechando este día, prefiero recordar todos esos aspectos que no se comentan tan a menudo y que son parte del día a día en la lucha contra la aparición de estos problemas relacionados con la conducta alimentaria.

anorexia y bulimia

Hablábamos antes de la información disponible en internet… Pues a golpe de click también disponemos de muchísimas páginas pro “Anas” (así las llaman cuando se refieren a la anorexia) y “Mias” (cuando hacen referencia a la bulimia) que desgraciadamente continúan facilitando datos y trucos para poder superar periodos de ayuno, para esconderse de los padres, para ocultar pruebas, etc. La mayor lucha contra esta fuente de recursos que fomentan los TCA se puede hacer a través de la información tanto a los padres como a la población de la existencia de dichas páginas. Conocerlas y saber lo que en ellas se recomienda, nos ayudará a encontrar señales de alarma que podemos identificar y de esta forma AYUDAR a la persona que sufre un trastorno de la conducta alimentaria.

Porque lo importante es AYUDAR a SUPERAR el problema. Tal vez no comprendas qué puede ocurrir para que una persona tenga una distorsión de su imagen corporal; quizás tampoco entiendas cómo se puede aguantar sin comer durante tantísimas horas por miedo a ingerir más calorías… o riñas  a menudo con esa amiga tuya que es tan guapa pero que os repite muy a menudo que no le sienta nada bien.  Pero en todos estos casos, tú puedes ayudar; no se trata de juzgar…se trata de APOYAR y COMPRENDER, aunque n el fondo no logres entender en qué consisten estas enfermedades.

Post41_Manos

Y sí, he dicho ENFERMEDAD.  Una persona que sufre un trastorno de la conducta alimentaria no está pasando por este proceso por decisión propia, ni porque quiera, ni está en su mano solucionarlo de forma individual y sin ayuda.; está pasando por un proceso de ENFERMEDAD.  Aceptar esto es uno de los primeros pasos que debemos de dar y es prioritario para eliminar culpabilidades futuras así como para entender que al considerarse una ENFERMEDAD es necesario acudir a PROFESIONALES de la SALUD  que los apoyen y ayuden a utilizar sus herramientas y fortalezas para superar el problema.

Como profesional en contacto directo con población que sufren diferentes TCAs, hoy sólo tengo que decir que SE PUEDE, la lucha será larga, quizás no muy agradable pero la recompensa es volver a disfrutar de la vida.

Cristina Andrades

Publicado el

DisFRUTA el dulce mes a mes

¿Alguien ha oído esta semana algo sobre la noticia de la OMS del peligro de las carnes rojas y procesadas? Puede que para ti sea nueva esta noticia, pero para quienes nos dedicamos profesionalmente a la nutrición, no nos aporta nada nuevo, pues lo llevamos diciendo allá por donde vamos, aunque parece que a nosotros nos cuesta trabajo calar en la población y lo consigue fácilmente una noticia bastante sensacionalista y bajo mi punto de vista alarmante y provocadora de miedos. Los profesionales de la nutrición, o por lo menos yo, no prohibimos las carnes rojas ni los productos cárnicos procesados. El mensaje que solemos mandar, no con mucho éxito si vemos las tasas de obesidad y otras enfermedades asociadas, es el siguiente: “La base de la alimentación debe estar formada principalmente por alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, legumbres, cereales (preferentemente integrales) y frutos secos”, como prevención de enfermedades crónicas. Lo de prohibir no es mi estilo, aunque siempre abogo por la recomendación de evitar (o moderar) cualquier tipo de producto (que no alimento) procesado y azucarado.

Además siempre aconsejamos consumir productos locales (o de km.0) y de temporada, pero parece que estos mensajes o no calan o no queremos que calen por los motivos que fueran, por lo que nos vemos obligados a recordároslo una y mil veces. ¿Y cómo lo hacemos esta vez? Con esta infografía sobre las frutas de temporada.  Las frutas de temporada suelen ser locales, aunque no siempre, más baratas y más dulces debido a que la recogida es más cercana a su maduración.

Un consejo: Hazle una foto a esta infografía y guárdatela en tu móvil. Cuando estés en el supermercado o en la frutería ya no tendrás dudas de qué frutas son temporada y cuáles no. Sólo tendrás que preguntarte de dónde provienen y el precio. #disFRUTAelDulceMesAMes

Infografía Frutas de temporada

Y la semana que viene… Las verduras!!

Publicado el

Los deberes de este verano

educación nutrición niños vacaciones

Cuando era pequeño y llegaba el verano soñaba con ir a la playa o a la piscina, acostarme y levantarme tarde, jugar más tiempo con los amigos, estar mucho tiempo con mis abuelos, etc. Sin embargo, todos mis sueños se traducían en no dormir bien por culpa del calor, levantarme temprano porque en casa (o en la de los vecinos) se aprovechaban las vacaciones para hacer obras en sus casas con los ruidos que conllevan, algunos amigos se iban para sus pueblos, y para que no se me olvidara lo aprendido en el colegio, mi madre me compraba un libro de actividades para el verano para reforzar todo lo que los profesores me habían enseñado, y entonces me veía a 40º centígrados, con los amigos lejos, sin dormir por culpa de las obras y con un libro de actividades… Muy lejos de lo que había soñado unas semanas antes!

educación nutrición niños  vacaciones

Este verano, mi hija cumplirá 3 años, y en septiembre se incorporará a su nuevo cole, en el que va a comenzar una nueva etapa educativa: infantil. No he podido evitar acordarme de aquellos veranos de mi infancia que no cumplían las expectativas propuestas, así que he decidido crear este listado de tareas que conformarán nuestro libro de actividades de este verano (y que puede ser una idea para el vuestro):

1. Contar historias. Contar historias a nuestros hijos hace que desarrollen su capacidad de imaginación, que se vuelvan aventureros y desarrollarán su capacidad inventiva.

2. Comer frutas y verduras. Eres un espejo donde tus hijos se miran y un ejemplo para ellos. Aprovecha el verano para dejar de lado los alimentos superfluos y llenar tu despensa de frutas y verduras.

3. Cocinar. Idea recetas nuevas. Tu hijo/a desarrollará capacidades como la concentración o la curiosidad por probar cosas nuevas, mejorará habilidades manuales y de gestión del tiempo y aprenderá diferentes formas de preparar alimentos. Al final se dará cuenta que comer de todo puede ser muy divertido, sobre todo cuando lo prepara uno mismo!

4. Leer. Si tú lees ellos leerán. Ve a la librería o a la biblioteca y elegid un libro juntos, el que más os guste. Dedícale tiempo a verlo, leerlo y contarlo, y deja que él/ella lo haga también. Aprenderá palabras nuevas, desarrollará el pensamiento concreto y abstracto y aprenderá a disfrutar de momentos en soledad.

5. Actívate. Tenéis más tiempo y es ideal utilizarlo para practicar deporte. Pasear, correr, jugar, saltar, bailar, hacer actividades acuáticas, etc. Integrará la actividad física como parte de sus hábitos diarios.

6. Hazle soñar. Enséñale a disfrutar con las pequeñas cosas del día. Dar un paseo, ver las estrellas (o la lluvia de estrellas en agosto), las nubes, el amanecer y el atardecer, etc. Será un niño más pasional.

7. Ayudar a los demás. Realiza pequeñas acciones durante el día en presencia de ellos, como ayudar a cruzar a una persona mayor, llevar la compra a tu vecino, dar los buenos días, invitar a cenar a unos amigos sin más motivo que el placer de compartir un rato juntos o regalar aún sin ser una festividad.

8. Escribir un diario. Recicla un cuaderno usado y adáptalo para que sea su diario. En él puede contar todas las cosas que le han ocurrido durante el día y todo aquello que le ha hecho emocionarse.

9. Sé un poco loco. Sin perjudicar a nadie, haz cosas locas. Por ejemplo, levántate en mitad de la noche y vete a la playa para ver amanecer, o ponte a bailar en medio de la calle cuando encuentres un músico tocando.

10. Cantar y bailar. Cantar en voz alta y bailar a todas horas os hará sentir bien, porque cuando alguien canta en voz alta no puede estar triste.

Practica estas actividades durante el verano, puede ser el comienzo ideal de una vida más divertida, sana y feliz con tus hijos.

 “Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Publicado el

Cuando hacer ejercicio se convierte en algo divertido

actividad física gymkhana salud ejercicio

Hoy os quiero contar la experiencia que tuvimos ayer en la I Gymkhana de Norte Salud, porque creo que merece un espacio en este post.

Para quien no lo sepa, en Norte Salud nos importa la SALUD, de hecho es nuestro objetivo principal: inculcar hábitos de vida saludables para que duren para siempre. Y lo hacemos desde tres aspectos que consideramos inseparables: la alimentación, la psicología y la actividad física. En relación a ésta última, cada mes organizamos una actividad lúdico-deportiva dirigida a nuestros pacientes, aunque puede participar cualquier persona, de cualquier edad y condición física. En esta ocasión, se organizó una Gymkhana o Carrera de Orientación en el Parque de Mª Luisa de Sevilla. La finalidad de esta actividad no es otra que realizar ejercicio de manera divertida, de forma que se llegue a entender la actividad física como algo sencillo que instaurar en nuestra rutina diaria sin que suponga un esfuerzo o sacrificio. Además, con este tipo de actividades se fomenta la interacción con otras personas, la cooperación y el trabajo en equipo, la promoción de la cultura y la salud, el contacto con el medioambiente y, sobre todo, el esparcimiento (físico, social y mental).

actividad física gymkhana salud ejercicio

La cita tuvo lugar a las 10h de la mañana en la estatua de Aníbal González, en plena Plaza de España. Había más de 30 inscritos, aunque tuvimos alguna baja por enfermedad… No está nada mal para ser nuestra primera Gymkhana y haber sido entrevistados en Por fin Viernes, de Sevilla F.C. Radio (91.6 FM) para contar nuestra actividad. Luis Berlanga, el entrenador físico de Norte Salud, dirigió la actividad y comenzó con un divertido entrenamiento en el que todos debían moverse e interactuar, promoviendo así el dinamismo y el contacto entre los participantes.

actividad física gymkhana salud ejercicio Después de unos minutos de juegos, se formaron los grupos, a los que se les entregó una ruta diferente, y se explicó el funcionamiento de la actividad. La verdad es que había variedad de participantes, incluso un perro!! Y todos con una enorme predisposición a pasarlo bien y a ganar!!! Lo que no sabían era que correr más no era sinónimo de ganar…

Foto y… ¡SALIDA!

actividad física gymkhana salud ejercicio

A lo largo de la Gymkhana había dos puestos de animación, donde los participantes debían realizar alguna prueba y hacerse una foto enfadados y otra foto contentos. Algunos iban muy adelantados y otros menos, y algunos se quedaron atascados en una pista desaparecida… La dichosa Tortuga…

actividad física gymkhana salud ejercicio

Pero finalmente todos llegaron a la meta. Pero no los que llegaron primeros fueron los ganadores de la gymkhana, puesto que una vez que se comprobaba que tenían todas las Pruebas correctas, se les daba un “código de activación” que debían resolver, para lo que debían pensar y aplicar la lógica. Y no todos tenían la mente igual de despejada… En cualquier caso, todos los grupos descifraron el objetivo de la gymkhana: MUÉVETE CONTRA EL SEDENTARISMO, NORTE SALUD NUTRICIÓN.

Los ganadores se llevaron un pequeño obsequio de Norte Salud, aunque para nosotros todos son ganadores, porque todos ganan en salud y diversión, entre otras cosas. Además, todos pudieron reponer energía con una fruta que se dio a los participantes. Para despedirnos, foto de grupo y diploma de participación a cada uno!

actividad física gymkhana salud ejercicio

Sólo me queda dar las gracias a todos por venir, por el ambiente que crearon, por el buen rollo y la alegría que transmitieron en todo momento y por compartir con nosotros la idea de que moverse no sólo es salud sino también diversión. Nos vemos en la próxima!!!

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Publicado el

Si traían un pan bajo el brazo, hazles un bocadillo

Merienda saludable niños nutrición infantil

Según la encuesta HABIMER, realizada en España en 2014, el 76% de los niños entre 6 y 12 años merienda todos los días (siendo cerca del 100 % en niños de 6 años y del 20 % en niños de 12 años). Meriendan, pero no lo hacen de forma adecuada. De hecho, más del 50 % de los niños incluyen en su merienda bollería, zumos y refrescos (ricos en azúcar), golosinas y chocolate o snacks de bolsa, entre otros.

Merienda niños españoles
Echevarría M et al. Rev Pediatr Aten Primaria vol.16 no.62 Madrid jun. 2014

El otro día, al ir a tirar el papel de plata del bocadillo de mi hija a la papelera del parque me sorprendió (tristemente) la imagen que aquella papelera desprendía: repleta de envases de batidos y bollería industrial. Ni un resto de merienda saludable… Está claro que cuanto más sana es una merienda, menos basura y residuos deja (como mucho una servilleta o un papel de aluminio). Entonces me pregunté por qué les cuesta tanto a los padres preparar una merienda adecuada para sus hijos, y se me vinieron tres opciones a la cabeza. Por suerte para ellos (me refiero a los hijos), las tres tienen solución:

1. Tiempo. Muchos padres aluden decir no tener tiempo de preparar nada; es mucho más fácil coger el donut o el batido de chocolate que cortar un poco de pan y rellenarlo con jamón, por ejemplo. Sí, quizá se tarde algo menos de tiempo, pero estamos hablando de 3-4 minutos de diferencia, no más. ¿Tanto tiempo ahorramos eligiendo la bollería y el batido, que nos compensa alimentar mal a nuestros hijos? ¿Es pereza? ¿Es egoísmo? ¿O quizá se deba a las opciones 2 o 3?

Merienda saludable niños nutrición infantil2. Evitar conflictos. Si hemos acostumbrado a nuestros hijos a merendar de forma no muy adecuada para su salud desde pequeños, nos costará algo de trabajo corregirlo. Por eso, la mayoría de los padres justifican sus elecciones en las meriendas con frases como “para que no me forme el espectáculo”, “para que se lo coma sin llorar”, “porque si no, no come nada”, etc. Evidentemente, si no conocen otra forma de merendar, el cambio supondrá un esfuerzo para los niños y para los padres, al igual que cuando los cambiamos de habitación o les quitamos los pañales. Y más aún si nosotros no predicamos con el ejemplo. Y con esto no quiero decir que tengamos que merendar lo mismo que ellos, pero por supuesto SIEMPRE elegiremos una opción saludable, la misma que le daríamos a ellos. No vale que les hagamos merendar fruta y nosotros nunca la comamos. Por eso es tan importante inculcarles hábitos alimentarios saludables desde bebés. Padres e hijos salen ganando.

3. Desconocimiento. La tercera opción que me planteo es que los padres no conozcan alternativas de meriendas saludables para sus hijos. Aquí quiero hacer un inciso. Los niños necesitan ingerir un 15-20 % de la energía total del día en la merienda (algo más que los adultos, debido al crecimiento). Sin embargo, hay que tener en cuenta que no dejan de ser personas y que puede que un día estén más inapetentes y otro tengan un hambre voraz (porque tienen un pico de crecimiento), y en ambos casos debemos respetar su inestable apetito.

Cuando pensamos en una merienda saludable a la mayoría se le viene a la cabeza un niño comiendo fruta. Sin embargo, existen muchas opciones para que nuestros hijos disfruten comiendo sano. Lo más importante es que la opción sea variada (en sabores, colores, olores, texturas), con productos de buena calidad y apetecible. Con estas premisas, tenemos el éxito asegurado. Y si mantenemos estos aspectos como rutina, de vez en cuando podemos permitirnos algún “capricho” menos saludable.

Merienda salusable niños nutrición infatilcaminoverde.com.uy

Algunas opciones de merienda saludable (aplicable también a la media mañana):

Bebida. La bebida de elección será siempre agua, leche o alguna infusión sin estimulantes (teína o cafeína).

Comida. Aquí existe gran variedad para elegir e ir alternando:

–          Bocadillo (preferentemente de pan integral) con queso, tomate, jamón, pavo, tortilla, paté, aguacate, sardinas, aceite, chorizo, vegetal, chocolate (esporádicamente), etc.

–          Bizcocho casero

–          Frutas secas: orejones, arándanos, grosellas, pasas, ciruelas, etc.

–          Quesito fresco o semicurado con colines o pan tostado

–          Fruta fresca (no sólo existe el plátano en la merienda). Cuanto más variemos, mejor: troceada, entera (bien lavada), en brocheta, macedonia, etc.

–          Yogur o leche con cereales integrales (y sin azúcar)

–          Frutos secos (sólo en niños mayores de 3 años por riesgo de atragantamiento)

–          Batido casero de leche y fruta

–          Boniato, berenjena o calabacín horneados

–          Tiras de zanahoria, pepino, calabacín o tomate crudo

Y en lugar de justificarnos con que la televisión nos induce a comprar ciertos alimentos no incluidos en esta lista, hay opciones televisivas educativas, quedémonos con ellas.

Deja volar tu imaginación y seguro que encontrarás muchas otras opciones saludables. Y si le das rienda suelta a tus hijos, quizá ellos te sugieran algunas más.

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”

Si te ha gustado este artículo, te puede interesar:

Cuando la hora de la cena es una fiesta

Mi bebé decide

Los menús infantiles de las BBCs

 

Publicado el

Cuando la hora de la cena es una fiesta

alimentación educación infantil niños comer

Son muchos los padres que llegan a la consulta con una misma preocupación, “mi hijo come muy poco” o “a mi hijo no le gustan las verduras”.

Mi respuesta ante estas inquietudes de los padres es siempre la misma: ¿ha perdido peso? (cuando me refiero a la pérdida de peso me refiero a una pérdida considerable y continua que pueda suponer un problema de salud) o ésta que me gusta mucho como ¿qué hizo su hijo ayer? A la primera pregunta, la respuesta es NO y a la segunda, por lo general, suelen contar que el niño ha estado en el colegio donde, por supuesto, ha desayunado y almorzado sin ocasionar problema, después ha asistido a las actividades extraescolares y ha terminado jugando en el parque con su correspondiente merienda. Pero llega la hora de la cena y el niño no come y los fines de semana tampoco. Da la casualidad que come menos cuando está con los padres…

alimentación educación infantil niños comer

Cuando un niño es selectivo a la hora de comer o “da problemas” (llamemos problema a que no se ha comido la cena) tiene, en la mayoría de los casos, un pretexto: llamar la atención.

Si analizamos el día a día del menor, vemos que ha desayunado y almorzado en el colegio como el resto de los compañeros y ha tomado su merienda como es habitual. ¿Cuál es el problema de alimentación entonces? Ninguno. El problema no es de alimentación sino de atención y/o dedicación.

Todos los estudios y tendencias en materia de educación, en la actualidad, van enfocados hacia el aprendizaje a través del juego y, la alimentación no puede ser una rama olvidada sino que debe seguir la misma línea. No podemos pretender que nuestro hijo aprenda matemáticas a través del juego pero que aprenda a alimentarse a través de la obligación y la amenaza.

¿Y si la hora de la cena o de las comidas los fines de semana fueran una fiesta?

Vemos la hora del baño como un momento de relajación y conexión entre el niño y los padres, pero se nos olvida esta conexión cuando nos sentamos a la mesa. ¿Por qué? La mesa, ese momento del día en que la familia se reúne para desayunar, comer o cenar no deja de ser un momento de disfrute, de compartir y de comunicarnos. ¿Cómo lo hacemos? El niño necesita atención también a la hora de comer y lo vamos a conseguir.

alimentación educación infantil niños comer familia

A continuación os damos una serie de pautas que pueden ayudar a mejorar estos desajustes:

  1. La hora de la cena se debe hacer en familia. Todos juntos y con un tema de conversación en el que puedan participar todos los miembros, de una forma u otra. En ningún momento hay amenazas o peleas, y mucho menos por la comida.
  2. La hora de la cena es un acto social íntimo, por lo que sobran móviles, tablets, televisión o cualquier otro aparato tecnológico que provoque la disrupción familiar.
  3. La hora de la cena no empieza cuando nos sentamos en la mesa, empieza con la participación de los niños en la preparación de la comida, incluso en la compra y en la decisión de los alimentos a tomar.
  4. La hora de la cena es un gran momento para preguntar al niño qué ha aprendido o qué es lo mejor que le ha pasado en el día. No se le distrae, ni se le observa ni controla cuánto está comiendo.
  5. La hora de la cena es para comer los alimentos que se han dispuesto en la mesa. No se le premia cuando come normal, no se le dan alimentos innecesarios cuando no come. Para nuestra tranquilidad sólo debemos recordar cómo saltaba en el parque esa tarde.
  6. La hora de la cena puede ser una excusa para jugar, ¿y por qué no con la comida? Idear distintas formas de comerse una sopa o un plátano puede crear momentos divertidos, además de desarrollar la creatividad de los peques de la casa.
  7. La hora de la cena tiene que ser un momento de bienestar y NUNCA, y lo escribo en mayúsculas, NUNCA OBLIGAR. Nadie mejor que el niño sabe cuánto tiene que comer. Hágale más caso a su hijo que a su pediatra.
  8. La hora de la cena puede ser una gran oportunidad para enseñar hábitos de vida saludables. Siempre deben abundar en la mesa frutas y verduras. Preocúpese más porque haya variedad que cantidad.
  9. La hora de la cena es un tiempo para la libertad. Si el niño quiere comer más, comerá más y si quiere comer menos, comerá menos, y no pasa nada. Igual que no le metió a su hijo aire con un fuelle la primera vez que tuvo que respirar al nacer y él lo hizo solo, no le meta la cuchara llena cada vez que abra la boca.
  10. La hora de la cena es… la hora de disfrutar.

Hagamos que los niños participen y se diviertan, que el acto de comer se convierta en un momento donde el niño disfrute, como si de un parque se tratase. Ellos nos lo agradecerán.

alimentación educación infantil niños comerhttp://edukame.com/recetas-de-comidas-divertidas-y-originales-para-que-los-ninos-coman-de-todo

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

Educando a tus hijos, también a comer bien” para la revista El Giraldillo

“Educando la alimentación” para la Escuela de Padres con Talento

“Obesidad infantil” para la revista El Giraldillo

“Disfruta de la vida o al menos come bien”

 

Publicado el

Ya vienen los Reyes Magos…

Alimentación dulces nutrición navidad

Hoy es la noche más mágica del año, al menos así la recuerdo desde mi infancia. Los niños, que aún no conocen el verdadero origen de sus regalos, miran alucinados las carrozas de sus majestades pensando, emocionados, que por la noche pasarán por su casa a dejar los presentes que con tanta ilusión han pedido en su carta.

Alimentación dulces nutrición navidad
www.estacerca.com

La carta, todo empieza en la carta. El ritual de escribir la carta y entregársela a uno de los pajes (a veces esperando largas colas) que la harán llegar a su destino, abre la veda al alubión de dulces que rodean la noche de Reyes. Y es que no hay paje que no regale una chocolatina, un caramelo o cualquier otro dulce a los niños. Que digo yo, ¿qué necesidad hay? ¿No es suficiente con recoger la carta y hacérsela llegar a Melchor, Gaspar o Baltasar? ¿O es que creen que si no dan “premios” los niños no se acercarían? No nos engañemos, estamos viciando la inocencia de los niños. Ellos no van (al menos en un principio) por conseguir una chuchería sino por el entusiasmo de que su carta sea leída por el rey elegido a tiempo para ver si cae alguno de los regalos que han pedido. Aunque claro, si los hemos acostumbrado a darles algo a cambio, resulta que ahora puede ser que no sepamos si les hace más ilusión la chuche o entregar la carta. Una lástima….

Alimentación nutrición navidad Reyespuntadasyotros.blogspot.com

Varios días después (rodeados de lo que todos ya sabemos que conllevan las fiestas navideñas), llega la tarde de la cabalgata. Todo el mundo sale a la calle a ver las carrozas desde donde los ayudantes reales reparten ilusión en forma de caramelos (en su mayoría, miles de kilos en cada ciudad), regalos (cada vez más) e incluso en algunos sitios jamones, chacinas y otras armas blancas… Recuerdo que hace varios años se puso de moda ir con paraguas y abrirlos al revés para coger más caramelos. La locura de a ver quién coge más caramelos, regalos o lo que tiren a veces es eso, una locura. Llenamos las bolsas, recogemos los que caen al suelo, aún a riesgo de ser abasallados, para ver quién recauda un botín más grande… botín que luego dura todo el año (y acaba acumulándose en forma de michelín) o acaba en la papelera.

La noche aún no ha terminado. Tras la emoción de haber visto a sus majestades y todo su séquito, hay que prepararlo todo para que los Reyes y sus camellos se sientan bien acogidos y nos dejen los regalos que hemos escrito en nuestra carta. En mi época, cuando las abuelas nos daban una copita de anís para entrar en calor, se solía dejar una copa de licor y un trozo de turrón, un polvorón o algunos bobones para cada rey, y agua y pan para los camellos. Más tarde, se cambió el licor y los turrones por leche y galletas, una opción algo más saludable y sobre todo de menos riesgo teniendo en cuenta que los Reyes deben “conducir” toda la noche para repartir regalos a todos los niños. Y ya se sabe que “si bebes, no conduzcas”. En resumen, que cuando yo era niña, sin saberlo, le estaba aportando nada menos que 600 calorías a cada rey, y eso sólo en mi casa. Imaginaros lo mismo en cada casa…. No quiero saber cómo llegaban a Oriente por la mañana, cuanto menos con una indigestión. Y por supuesto, a dieta todo el año para poder recuperar la forma y estar listos el próximo 5 de enero!

Existen otras opciones que podríamos elegir, si queremos mantener la tradición y hospitalidad que nos caracteriza a los españoles, más saludables, más eficientes y más digestivas (tengamos en cuenta que se llevan toda la noche recorriendo los hogares y comiendo…). Si te fijas en la tabla, entre las 4 opciones que he contemplado (sin duda, hay muchas más), las dos primeras serían justamente las que yo no elegiría, no tanto por sus calorías sino por su composición, mucho más pesada debido a la cantidad de grasas saturadas y menos eficiente por los azúcares simples de rápida absorción. Sin embargo, las opciones 3 y 4, que contienen grasas insaturadas, proteínas y/o azúcares de absorción lenta son una alternativa más saludable y apropiada para nuestros Reyes Magos.Alimentación dulces nutrición navidad Reyes

Respecto a los camellos, aguantan sin comer de 5 a 7 días, por lo que no creo que les pasase nada si no comieran esa noche. No obstante, comprendo la hospitalidad de los hogares, por lo que quizá sería más adecuado ponerles agua y algún tipo de hierba en lugar de pan, para que se sientan como en casa. Una vez que hemos preparado todo el refrigerio de nuestras ansiadas majestades, no hay que olvidarse de dejar los zapatos para que puedan dejarnos los regalos a cada uno.

Alimentación nutrición navidad Reyeswww.decoestilo.com

Y por fin llega el momento estrella: la mañana de Reyes. Los niños se despiertan temprano con la ilusión de ver qué han traído esos mágicos reyes. Se encuentran las bandejas de comida vacías (todos sabemos quiénes se la han comido…), incluso llenas de migas por las prisas. Y lo más importante, los regalos. Después de abrir todos los paquetes y de enseñar a todos los que nos han traído, se pone sobre la mesa el Roscón de Reyes… Nada menos que un bizcocho relleno de nata, cabello de ángel o trufa con fruta confitada. Y seguramente le acompañarán los turrones o polvorones que nos hayan sobrado de las fiestas…. Un desayuno bomba!!

Aunque pensemos que nuestros hijos no están prestando atención a las bandejas de comida que dejamos la noche anterior y que aparecen vacías por la mañana o al desayuno especial de este día, no olvidemos que somos un ejemplo a seguir para ellos y que aprenden de TODO lo que hacemos. Así que sé un buen ejemplo y piensa bien qué colocar este año en tu bandeja de comida… y en el desayuno, no sólo de hoy sino de todo el año.

Alimentación dulces nutriciónempanadasyhornazos.com

A pesar de todo, yo sigo manteniendo la ilusión de esa mágica noche, donde los ojos de los niños brillan con una luz diferente, los nervios no los dejan dormir y los padres disfrutamos como cuando éramos enanos. Que no se pierda la ilusión, en todos los sentidos…

“Disfruta de la vida, o al menos, come bien”