Publicado el

¿Una copa de vino? Menos probabilidad de padecer cáncer…

Polifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación Prevención

Continuamos la saga de posts escritos por alumnos de 3º de Nutrición Humana y Dietética, esta vez de la asignatura de Fundamentos Nutricionales del Cáncer. Serán 4 entradas que se publicarán semanalmente.

Hoy la tercera: “¿Una copa de vino? Menos probabilidad de padecer cáncer”, por Isabel Barrera, Natalia Borrero, Irene Díez, María González y José Luis Perza.

¿Una copa de vino? Menos probabilidad de padecer cáncer

Sabemos que el cáncer es una de las principales causas de muerte a nivel mundial en la actualidad. Y al contrario de lo que mucha gente piensa erróneamente, no depende fundamentalmente de nuestra genética, que influye un 10-15%, sino de nuestro estilo de vida: un 80-90% de los cánceres se puede prevenir (no curar) con unos hábitos de vida saludables. Y entre ellos, el que más influye con un 35%, es la alimentación.

Una alimentación equilibrada y saludable a lo largo de la vida, es un factor fundamental para prevenir esta enfermedad. En una población sana, las recomendaciones alimentarias están basadas en la pirámide nutricional, en la que recientemente se ha incluido en uno de sus escalones el consumo moderado de cerveza y de vino. .. ¿Cerveza y vino en una dieta saludable? Sí, pero con moderación.

A pesar de su contenido en alcohol, se ha comprobado que un consumo moderado de estas bebidas (alcohol no destilado) contiene numerosos compuestos que son beneficiosos para la salud. En esta ocasión, nos vamos a centrar en el vino por su contenido en polifenoles y el papel anticancerígeno que desempeñan.

LOS POLIFENOLES

Los polifenoles son agentes reductores, de origen vegetal, que junto con otros compuestos antioxidantes de la dieta, tales como vitamina C, vitamina E y carotenoides, protegen a los tejidos corporales frente al estrés oxidativo.  Son los agentes antioxidantes que con mayor frecuencia se consumen en la dieta. Normalmente, pueden prevenir diversas enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo, como por ejemplo el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la inflamación, etc.

Polifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación Prevención

La estructura química del polifenol afectará a sus propiedades biológicas, principalmente su biodisponibilidad, capacidad antioxidante y la interacción específica con receptores celulares y enzimas.

La clasificación principal de los polifenoles es definida de acuerdo a la naturaleza de su esqueleto carbonado: ácidos fenólicos, flavonoides y también, aunque menos comunes, los estilbanos y los lignanos. Los ácidos fenólicos se encuentran abundantemente en los alimentos, especialmente el ácido cafeico y, en menor medida, el ácido ferúlico.

Polifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación Prevención

Los flavonoides, los polifenoles más abundantes en la dieta, pueden dividirse en varios tipos según el grado de oxidación del oxígeno heterocíclico, como por ejemplo las flavonas, los flavonoles, las isoflavonas, las antocianinas, etc. La fuente principal de isoflavonas es la soja, que contiene genisteína y daidzeína, que por sus propiedades estrogénicas, pueden desempeñar un papel relevante en la prevención en el cáncer de mama.

 Polifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación Prevención

Polifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación Prevención

¿CÓMO ACTÚAN EN EL CÁNCER?

Conociendo los factores predisponentes, se puede actuar sobre algunos de ellos para disminuir el riesgo de prevalencia de esta enfermedad.

Numerosos estudios han demostrado la actividad quimiopreventiva frente al cáncer por parte de los polifenoles del vino, donde se ha observado la capacidad de bloquear la carcinogénesis (proceso por el cual una célula normal se convierte en una célula cancerosa) y de inhibir el crecimiento de tumores en animales o en cultivos celulares (estudios in vitro e in vivo). Estos efectos se pueden atribuir a mecanismos bioquímicos en células cancerígenas como:

–          La apoptosis (muerte celular)

–          La detención del crecimiento en una o más fases en el ciclo celular

–          La inhibición de la síntesis de ADN

–          La modulación de las vías de transducción de señales por la expresión alterada de enzimas (como las ciclooxigenasas y quinasas)

–          La reducción de daño oxidativo

Por lo tanto, son la etapa de iniciación, promoción, y posiblemente también la etapa de progresión, donde pueden actuar los ponifenoles sobre los mecanismos descritos anteriormente.

Polifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación Prevención

Las principales investigaciones en ratones con distintos tipos de cáncer (in vivo) o diferentes líneas de células tumorales (in vitro), han concluido que los ponifenoles tienen un papel más importante en la prevención y progresión de algunos tipos de cánceres como bucales, cáncer de próstata, cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de pulmón,  cáncer de piel,  teratocarcinoma y osteosarcoma.

El vino tiene una amplia gama de polifenoles, y el efecto protector todavía no ha sido asignado a una fracción o compuesto específico. Aún así, los tipos de polifenoles vínicos cuyo efecto ha sido más relevante en los estudios han sido el resveratrol, la quercetina, la catequina y el ácido gálico.

La dieta…

El consumo de vino no es una recomendación, sino una “no prohibición”. No olvidemos que éste contiene alcohol, por lo que su consumo debe ser moderado. Las recomendaciones generales son un vaso (150 ml de vino o 10 g de alcohol) al día para mujeres y dos vasos (300 ml de vino o 20 g de alcohol al día) para los hombres.  Además, los efectos saludables del vino son mayores en combinación con una dieta y estilo de vida saludable, que combina el consumo moderado de vino con una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros.

Polifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación PrevenciónPolifenoles Resveratrol Cáncer Alimentación Prevención

 

Y para todos a los que no os gusta el vino (o preferís no ingerir alcohol)… podéis encontrar polifenoles en otros alimentos:

–          Las legumbres como lentejas, guisantes, soja, garbanzos y judías, son ricas en  flavonoides.

–          El té verde (catequinas)

–          Las frutas y verduras rojizas o moradas como frambuesa, uva, fresa, arándano, granada, berenjena y remolacha (quercetina, hespertina y kanferol)

–          Otras verduras como pimientos, cebollas, tomates y ajos (miricetina y quercitina)

–          Los cereales integrales, como el trigo sarraceno, las semillas y frutos secos (ligninas y lignanos)

–          En otros alimentos como la cerveza, el cacao, el aceite de oliva y la yerba mate  (taninos, galocatequinas y resveratrol)

 

BIBLIOGRAFÍA

–          Sancho, M., & Mach, N. (2014). EFECTO DE LOS POLIFENOLES DEL VINO SOBRE LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER. NUTRICION HOSPITALARIA,31(n02).

–          De Meester, Fabien y Watson, Ronald Ross. Wild-Type food in health promotion and disease prevention. Ed. Human Press Inc., 2008. Part III, Cap. 28.

–          http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=2766

–          http://www.vitonica.com/alimentos-funcionales/alimentos-ricos-en-polifenoles