Publicado el

The Walking Dead burguer

Esta semana se han llenado los periódicos con una curiosa noticia. El chef británico James Thomlinson dice “haber creado” una hamburguesa con sabor a carne humana y ha aprovechado el lanzamiento de la quinta temporada de “The Walking dead” para comercializarla. ¿Estamos ante una campaña de marketing o tal vez ha conseguido copiar el sabor?

Carne humana

Sí es cierto que este cocinero ha movido muy bien sus fichas: por un lado ha sabido elegir una fecha perfecta para lanzar su producto, por otro dice haber dado a probar sus hamburguesas a verdaderos caníbales con el fin de conseguir un producto muy parecido. Fiándonos de las críticas culinarias de un grupo de caníbales, seguramente el morbo nos podrá y acudiremos en masa a probar este “manjar”, y sugestionados por la crítica, nos creeremos que estamos comiendo seres humanos al estilo Luis Suárez o el mítico Anibal Lecter. Sin ir más lejos, hace unos años se hizo una escandalosa campaña publicitaria sobre un restaurante en Berlín que servía carne humana, “donada por los propios clientes”, aunque se desmintió poco después por ser una simple estrategia para sensibilizar contra el consumo de carne de animales.

Pedido de carne humana

Pero, dentro de las carnes ¿dónde catalogaríamos la carne humana? Debido a la presencia en nuestro organismo de mioglobina (hasta 20 mg/gramo), una hemoproteína muscular encargada de almacenar oxígeno, y que está muy pigmentada, podríamos clasificarla dentro de las carnes rojas, aunque algunos testimonios que han podido saborearla determinaron que se parecía a la carne de cerdo pero con menos fibra y más sabor.

¿Y tú, la probarías? James Thomlinson no ha tenido inconveniente en mostrar a los medios la receta: 400 g de carne de cerdo molida, 400 g de carne de ternera molida, 200 g de médula ósea molida, sal y pimienta al gusto, y exceptuando la médula ósea, el resto de ingredientes los utilizamos casi todos para hacer nuestras hamburguesas caseras. Es decir, el toque humano parece que lo facilita la médula.

Despiece humano

¿Qué sabor destacará en la carne humana? Dulce, amargo, salado, ácido o tal vez umami. Sea cual sea, me ha parecido una acertada y morbosa creación que ha merecido dedicarle unas palabras y, si logras encontrar en el mercado todos los ingredientes, puedes hacer realidad ese refrán de “tengo tanta hambre que me comía a mi padre por los pies” o al menos algo parecido.

“Disfruta de la vida, o al menos come bien”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *